Tensión en el estrecho de Taiwán tras la incursión de aviones militares chinos en espacio aéreo de la isla

Taipei condenó una nueva “seria provocación" del régimen chino e instó a la comunidad internacional a prestar mucha atención a su “creciente agresividad”

Un bombardero chino H-6 interceptado por una F-16 de Taiwán en febrero de 2020 (Reuters/Archivo)
Un bombardero chino H-6 interceptado por una F-16 de Taiwán en febrero de 2020 (Reuters/Archivo)

Taiwán condenó una “seria provocación” de China después de que sus aviones militares penetraran en la zona de defensa aérea de la isla durante dos días consecutivos esta semana.

Las autoridades taiwanesas dijeron que varios aviones chinos, incluyendo un caza Su-30, un J-10 y el avión antisubmarino Y-8, invadieron la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ZIDA) de Taiwán durante ejercicios militares a gran escala del gigante asiático que tuvieron lugar durante el miércoles y el jueves.

“Las maniobras militares del gobierno chino constituyen una seria provocación para Taiwán y una grave amenaza para la paz y la estabilidad regional”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado. Y agregó: “Hoy, el EPL (Ejército Popular de Liberación chino) ha elegido realizar ejercicios cerca de Taiwán; mañana puede que se involucre en amenazas similares cerca de otros países”.

La ZIDA se extiende más allá del espacio aéreo de Taiwán y se utiliza para dar una alerta temprana de posibles incursiones. China mantiene una zona de defensa aérea similar.

El ministerio taiwanés acusó a Beijing de “introducir un factor de extrema inestabilidad” en la región e instó a la comunidad internacional a prestar mucha atención a su “creciente agresividad”. “Taiwán no busca la confrontación, pero tampoco se echará atrás”, decía el comunicado difundido el jueves.

El Ministro de Asuntos Exteriores Joseph Wu también tuiteó una condena de la incursión, calificándola de “amenaza contra el país y la paz regional”.

Jets de combate Shenyang J-15 a bordo del portaaviones Liaoning del Ejército Popular de Liberación (EPL) mientras navega hacia Hong Kong el 7 de julio de 2017 (Justin Chin/Bloomberg)
Jets de combate Shenyang J-15 a bordo del portaaviones Liaoning del Ejército Popular de Liberación (EPL) mientras navega hacia Hong Kong el 7 de julio de 2017 (Justin Chin/Bloomberg)

Un informe de un medio taiwanés, citando a un oficial de la fuerza naval de la isla, señaló este viernes que el Ejército de Taiwán se está preparando para la posibilidad de que el Liaoning y el Shandong, los dos portaaviones del Ejército Popular de Liberación, lleven a cabo ejercicios conjuntos y rodeen la isla alrededor del 22 de septiembre.

Ambos portaaviones del EPL fueron vistos llevando a cabo ejercicios de entrenamiento a principios de septiembre, según informaron diversos medios extranjeros en ese momento en base a imágenes de satélites. Ni el EPL ni el Ministerio de Defensa chino han confirmado estos movimientos de los portaaviones.

La República Popular de China considera la isla como una provincia, a pesar de que esté gobernada por un régimen rival que se refugió en ella tras la toma del poder de los comunistas en Beijing en 1949 después de imponerse en la guerra civil.

Taiwán no es reconocido como un Estado independiente por la ONU y Beijing amenaza con recurrir a la fuerza en el caso de una declaración de independencia de Taipéi o de una intervención extranjera, especialmente de la parte de Washington.

Cazabombarderos F-16 taiwaneses vuelan en formación durante una ceremonia en Taichung, Taiwán, el 28 de agosto de 2020. (REUTERS/Ann Wang)
Cazabombarderos F-16 taiwaneses vuelan en formación durante una ceremonia en Taichung, Taiwán, el 28 de agosto de 2020. (REUTERS/Ann Wang)

Beijing ha intensificado la presión diplomática, económica y militar sobre Taiwán desde la elección en 2016 de la presidente Tsai Ing-wen, quien se niega a reconocer que la isla forma parte del concepto de “una sola China”, que reconoce a Hong Kong, Macao y Taiwán como parte del país.

Taipei ha denunciado que estos actos constituyen un intento de intimidación para obligarles a aceptar el control chino. De hecho, Joseph Wu aseguró que la isla puede ser “el próximo Hong Kong”, en referencia al avance de Beijing sobre la independencia de la ex colonia británica, en gran medida como consecuencia de la polémica Ley de Seguridad aprobada a mediados de este año.

El mes pasado, Taiwán dijo que China envió aviones de combate a través de la frontera de facto que separa a los dos rivales en el Estrecho de Taiwán. El hecho tuvo lugar durante una visita de alto perfil del jefe de salud de EEUU, Alex Azar, en lo que representó la visita de más alto rango a Taipéi desde 1979, cuando el país rompió relaciones con la isla para reconocer al gobierno comunista establecido en Beijing como único representante de China.

La visita fue calificada por el régimen chino como una amenaza para la “paz y la estabilidad”.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El primer video que muestra cómo son los enfrentamientos entre India y China en el Himalaya

MAS NOTICIAS