Turquía inició maniobras navales en el Mediterráneo en medio de las tensiones con Grecia

Atenas puso en alerta máxima a sus Fuerzas Armadas, mientras que Ankara amenazó con "destruir" lo que calificó de “una alianza del mal” entre los griegos y los egipcios para la explotación de hidrocarburos de la región

El buque de exploración de hidrocarburos Oruc Reis, escoltado por naves de guerra de la armada turca
El buque de exploración de hidrocarburos Oruc Reis, escoltado por naves de guerra de la armada turca

La armada de Turquía comenzó este lunes nuevas exploraciones de hidrocarburos y maniobras navales en el Este del Mediterráneo, pocos días después de que Grecia y Egipto delimitaran sus Zonas Económicas Exclusivas (ZEE), un acuerdo que Ankara no reconoce y que ha generado una escalada de tensiones en la región.

Está previsto que los ejercicios navales, que se desarrollan cerca de las islas griegas de Rodas y Kastelorizo, se prolonguen hasta el martes por la noche, según informó la emisora CNNTürk.

Este lunes Ankara amenazó además con “destruir” lo que calificó de “una alianza del mal” contra sus intereses para extraer gas natural en una zona del Mediterráneo reclamada también por Grecia. ”Turquía tiene la fuerza y la decisión, así como las posibilidades y la capacidad, de destruir la alianza del mal que se ha formado en su contra”, señaló el Ministerio de Exteriores en un comunicado en el que advirtió que no tolerará que se interrumpa la actividad de un buque explorador turco en aguas reclamadas por Grecia.

“Nuestra presencia militar en la región no tiene como objetivo aumentar las tensiones, sino recurrir a la legítima defensa en caso necesario. No permitiremos de ninguna forma una intervención militar contra nuestro buque civil”, indicó el Ministerio en un comunicado.

Por su parte las Fuerzas Armadas de Grecia entraron en alerta máxima tras el aviso a navegantes (Navtex) emitido por Turquía sobre maniobras con fuego real en esta zona marítima, y el comienzo de exploraciones de gas por parte del buque sísmico Oruç Reis. en el Mediterráneo oriental.

El Oruç Reis cruzando el estrecho del Bósforo (REUTERS/Yoruk Isik/Archivo)
El Oruç Reis cruzando el estrecho del Bósforo (REUTERS/Yoruk Isik/Archivo)

Históricamente Grecia y Turquía han mantenido relaciones tensas, especialmente tras la independencia griega del imperio otomano, en 1821. En las últimas décadas, ambos países han chocado por la situación en la isla de Chipre, que alberga importantes minorías griegas y turcas enfrentadas violentamente, así como también por diferentes situaciones limítrofes.

El Gobierno turco anunció las maniobras el pasado 6 de agosto, el mismo día que Grecia y Egipto firmaron un acuerdo para delimitar las ZEE de los dos países, en un gesto expresamente destinado a invalidar un tratado similar firmado en noviembre pasado entre Turquía y el Gobierno internacionalmente reconocido de Libia.

Las autoridades turcas critican además que Grecia anunciara ese acuerdo cuando delegados de Turquía y Grecia llevaban a cabo un diálogo en Berlín bajo la mediación de Alemania para tratar de buscar un arreglo a sus diferencias.

“Mantuvimos conversaciones con Grecia durante los dos últimos meses en Berlín e incluso habíamos acordado una declaración conjunta, pero Grecia anunció su acuerdo con Egipto un día antes”, dijo anoche en una entrevista televisada Ibrahim Kalin, portavoz de la presidencia turca.

“Está fuera de discusión para nosotros aprobar cualquier medida que condene a Turquía y la excluya del Mediterráneo Oriental. Aunque seguimos prefiriendo resolver los problemas a través del diálogo”, detalló.

Por otro lado, el ministro turco de Energía y Recursos Naturales, Fatih Dönmez, anunció este lunes la reanudación de las exploraciones de gas en el Mediterráneo oriental, con el Oruç Reis.

Las exploraciones tendrán lugar entre la costa turca de la provincia de Antalya y Chipre, y se prolongarán hasta el 23 de agosto, según anunciaron las fuerzas armadas turcas.

“Nuestro buque de investigación sístima Oruç Reis llegó a Antalya para su nueva misión en el Mediterráneo. Continuaremos con nuestros esfuerzos en el Mediterráneo y el Mar Negro para lograr la independencia energética de Turquía”, señaló Dönmez en un tuit.

Turquía no había anunciado formalmente una interrupción de sus actividades de búsqueda de gas en una zona también reclamada por Grecia y Chipre, pero a finales de julio, tras una conversación telefónica de Erdogan con la canciller alemana, Angela Merkel, el buque sísmico turco Oruç Reis pospuso su salida.

Ankara reivindica una gran zona del Mediterráneo oriental como ZEE propia, aduciendo que las islas griegas no pueden servir como base para delimitar la zona exclusiva griega, un postura contestada por Atenas y la Unión Europea.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Grecia calificó como “provocación” la decisión de Turquía de convertir la basílica Santa Sofía en una mezquita

Turquía vuelve a desplegar un buque de prospección en el Mediterráneo pese a la disputa con Grecia

Se reaviva la tensión en la frontera de Turquía y Grecia

MAS NOTICIAS