Estados Unidos envió dos portaaviones nucleares al mar del sur de China

El inusual despliegue de fuerzas llega en medio de tensiones exacerbadas entra Washington y Beijing, especialmente debido al avance chino sobre Hong Kong al crecimiento de la pandemia de coronavirus originada en Wuhan

El portaaviones USS Nimitz (arriba) junto al USS Ronald Reagan (Marina de Estados Unidos/Reuters)
El portaaviones USS Nimitz (arriba) junto al USS Ronald Reagan (Marina de Estados Unidos/Reuters)

La marina de Estados Unidos envió este viernes a los portaaviones de propulsión nuclear USS Ronald Reagan y USS Nimitz al Mar del Sur de China, en lo que significa una demostración de fuerzas en uno de los nudos comerciales más importantes del mundo y en un contexto de crecientes tensiones entre Washington y Beijing.

Los buques comenzarán el sábado los ejercicios militares más grandes realizados por la marina estadounidense en los últimos años, mientras la armada china realiza sus propias maniobras en la misma región.

“El propósito [de la misión] es mostrar una señal clara hacia nuestros socios y aliados de que estamos comprometidos con la seguridad y la estabilidad regionales”, indicó el contralmirante George M. Wikoff, comandante del grupo de ataque liderado por el USS Ronald Reagan, en una entrevista citada por el Wall Street Journal.

La flota involucrada en los ejercicios consta de los dos inmensos portaaviones de propulsión nuclear, cada uno con un desplazamiento superior a las 100.000 toneladas y capacidad para llevar unos 70 aviones de combate y helicópteros, y otros cuatro buques de guerra que operan como escoltas. Se espera que las naves realicen intensas prácticas de ataque aéreo con sus aviones embarcados.

Se espera que los portaaviones ensayen intensas maniobras de ataque con sus aviones embarcados (REUTERS/Erik De Castro/Archivo)
Se espera que los portaaviones ensayen intensas maniobras de ataque con sus aviones embarcados (REUTERS/Erik De Castro/Archivo)

Rivales geopolíticos a escala planetaria, Estados Unidos y China han estado enfrascados en una tensa guerra comercial en los últimos dos años que ha elevado las tensiones entre las dos potencias. Más recientemente, la desconfianza mutua ha crecido aún más debido al avance de Beijing sobre Hong Kong y las acusaciones de Washington con respecto al manejo de la pandemia de coronavirus surgida en Wuhan.

China ha estado especialmente activa en los últimos años en el Mar del Sur de China, uno de los más congestionados en materia de tráfico marítimo comercial, y región en la que el gigante asiático mantiene numerosos conflictos limítrofes sin resolver.

Al respecto, Estados Unidos ha mantenido una fuerte presencia militar en la zona y en alianza con Japón, Taiwán y Corea del Sur, países que mantienen sus propios conflictos con China.

Esto es particularmente cierto en el caso de Taiwán, al que China reconoce como una provincia rebelde y al que espera algún día incorporar a su territorio.

Los portaaviones Nimitz y Ronald Reagan, afectados a la séptima flota de los Estados Unidos, se encontraban desde el domingo realizando maniobras militares en el Mar de las Filipinas.

“Las operaciones con dos portaaviones demuestran nuestro compromiso con aliados regionales y nuestra capacidad para confrontar a aquellos que desafían las normas internacionales”, había dicho el domingo Wikoff.

“Los Estados Unidos realizan regularmente operaciones con grupos de ataque integrados para asegurar una región indo-pacífica libre y abierta, y promover un orden basado en reglas internacionales por las cuales cada país puede alcanzar su potencial sin sacrificar la soberanía”, expresó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El Congreso de EEUU aprobó nuevas sanciones contra China por la polémica ley de seguridad para Hong Kong

Estados Unidos confiscó un cargamento de cabello humano sospechado de haber sido obtenido en China mediante trabajos forzados

Mike Pompeo: “Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados mientras China engulle a Hong Kong en su boca autoritaria”


MAS NOTICIAS