El gobierno de Boris Johnson prepara un plan económico para enfrentar la peor recesión en 300 años: qué medidas evalúa

El Ejecutivo medita qué hacer cuando retire su vasto paquete de apoyo financiero por el coronavirus. El primer ministro británico comenzó a trabajar en un discurso clave, que se espera para fines de junio

El primer ministro británico, Boris Johnson, aparece ante el Comité de Enlace a través de Zoom desde la sala del gabinete en 10 Downing Street el 27 de mayo de 2020. (Andrew Parsons / 10 Downing Street vía REUTERS)
El primer ministro británico, Boris Johnson, aparece ante el Comité de Enlace a través de Zoom desde la sala del gabinete en 10 Downing Street el 27 de mayo de 2020. (Andrew Parsons / 10 Downing Street vía REUTERS)

Boris Johnson planea restablecer la agenda de su Gobierno con un discurso importante y la presentación de un estado financiero para preparar al Reino Unido para la nueva realidad después de la pandemia de coronavirus.

En medio de los pronósticos de la peor recesión en 300 años, el canciller de Hacienda, Rishi Sunak, está elaborando opciones para impulsar la economía después de que el Gobierno retire su vasto paquete de apoyo financiero en los próximos meses, según personas familiarizadas con el asunto.

Para Johnson, la prioridad será concentrarse en reafirmar su misión política más amplia en la era del virus, dijo una persona. Johnson, líder del Partido Conservador y la imagen pública del Brexit, fue elegido con una gran mayoría hace solo seis meses con la promesa de “nivelar” los sectores olvidados del país.

Sin embargo, sus planes fueron desbaratados por la pandemia global y la agenda de su Gobierno quedó paralizada, a medida que abordaba la crisis del coronavirus. Ya comenzó a trabajar para prepararse para un discurso clave, que se espera para fines de junio, dijo una persona.

El lunes, el secretario de Salud, Matt Hancock, prometió más detalles sobre la “respuesta económica” a finales de este verano, luego de que le preguntaran sobre los preparativos del Gobierno para una recesión en medio de temores de quiebras y pérdidas de empleos.

“La economía va a tener que cambiar”, dijo Hancock en la sesión informativa diaria sobre virus del Gobierno en Londres. “Vamos a tener que ser un tipo diferente de economía mientras superamos esto y van a escuchar más detalles de parte del canciller y del primer ministro, que han estado trabajando muy duro en eso, en las próximas semanas y meses”.

Los funcionarios confirmaron en privado el trabajo en curso sobre un evento fiscal, pero dijeron que es demasiado pronto para ser precisos sobre los detalles de las propuestas de políticas, o sobre la fecha, aunque una persona dijo que es probable que sea en julio.

Entre los asuntos que se han discutido entre los aliados de Johnson se incluye la posibilidad de aumentar el impuesto sobre la renta o el seguro nacional, específicamente para pagar la inversión en el Servicio Nacional de Salud. Los impuestos a las empresas también podrían aumentar, ya que las encuestas internas sugieren que existe un apoyo público a los aumentos en el impuesto de sociedades.

Otras opciones podrían incluir un impuesto inesperado sobre los sectores que se han beneficiado durante la pandemia, como los supermercados o las empresas de tecnología, dijo una persona familiarizada con las discusiones.

(Con información de Bloomberg)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Amores tóxicos: las consecuencias de no poder salir a tiempo de una cuarentena

La OMS advirtió que América Latina se convirtió en la “zona roja” de transmisión del coronavirus

MAS NOTICIAS