Personas con máscaras como medida preventiva contra el coronavirus caminan en una estación de metro en Seúl, Corea del Sur, el 20 de febrero de 2020. REUTERS/Heo Ran
Personas con máscaras como medida preventiva contra el coronavirus caminan en una estación de metro en Seúl, Corea del Sur, el 20 de febrero de 2020. REUTERS/Heo Ran

Corea del Sur confirmó este domingo que los casos del nuevo coronavirus en el país han ascendido hasta los 556, al registrarse 123 más, y que cuatro personas han muerto a causa de este brote originado en la ciudad china de Wuhan.

Las personas contagiadas por el coronavirus en el país asiático se duplicaron solamente durante este sábado, aunque las autoridades han recordado que la mayoría de los casos están vinculados con una congregación religiosa en la ciudad de Daegu y en un hospital en Cheongdo, donde han aparecido el 80 por ciento de las infecciones constatadas.

En concreto, la cuarta víctima mortal es un hombre de 57 años relacionado con el hospital de Cheongdo, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El primer ministro de Corea del Sur, Chung Sye Kyun, anunció este sábado en un mensaje especial a la población que el país se encuentra a una emergencia "grave" por el coronavirus tras el incremento de casos confirmados en las últimas horas.

De acuerdo con nuestras leyes y principios, el Gobierno actuará sin reparos contra aquellos actos que interfieran con los esfuerzos de cuarentena, como la acaparación ilegal de medicinas, o aquellos que provoquen la incomodidad de la población, como la declaración de manifestaciones multitudinarias”, aseguró.

Un hombre y un niño usan mascarillas para evitar contraer un nuevo coronavirus, en el distrito comercial de Myeongdong, en Seúl, Corea del Sur. 20 de febrero de 2020. REUTERS/Heo Ran.
Un hombre y un niño usan mascarillas para evitar contraer un nuevo coronavirus, en el distrito comercial de Myeongdong, en Seúl, Corea del Sur. 20 de febrero de 2020. REUTERS/Heo Ran.

De acuerdo con el balance divulgado diariamente por las autoridades, la mayoría de los decesos se registró en la capital de la provincia, Wuhan, donde el nuevo coronavirus fue inicialmente identificado, en diciembre pasado.

La provincia también reportó 630 nuevos casos confirmados, lo que eleva el total dentro de China a alrededor de 77.000. El coronavirus se ha extendido a más de 25 países y está causando una alarma creciente debido a nuevos focos de brote en Europa, Oriente Medio y Asia.

China ha sembrado la confusión sobre sus números al cambiar repetidamente sus métodos de conteo, lo que podría complicar aún más los esfuerzos para rastrear el contagio.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: