El primer ministro británico, Boris Johnson, vivió un tenso momento por el reclamo del padre de un niño hospitalizado en una escena que se viralizó en Twitter.

El premier fue interpelado por el ciudadano que denunciaba una falta crónica de efectivos en los hospitales británicos. Entre sus reclamos, le criticó que la visita al hospital fuera una oportunidad para salir en la prensa.

"Aquí no hay medios", responde Johnson, precisamente ante los periodistas y mientras se escuchan varias cámaras de fotos.

El padre de familia se gira entonces hacia la persona que graba la escena, entre los disparos de las cámaras de fotos, y le dice: "¿Cómo que no hay medios? ¿Quién es esta gente?".

La insólita negación se volvió tendencia en Twitter, donde Johnson intentó darle otro matiz a la historia. "Me alegra que este caballero me haya contado sus problemas. Esto no es algo vergonzoso, es parte de mi trabajo", tuiteó el miércoles por la noche Johnson, acusado regularmente por sus detractores de faltar a la verdad.

Al principio de su carrera como periodista, Johnson fue despedido del diario The Times por haber inventado unas citas y mentir sobre ello.

Durante la campaña del referéndum sobre el Brexit, en 2016, se sirvió de un eslogan sobre la cantidad de dinero trasferida por el Reino Unido a la Unión Europea que contenía una cifra falsa.

El bus de la campaña a favor del Brexit fue protagonista en el referéndum del 2016, pero tenía cifras erróneas
El bus de la campaña a favor del Brexit fue protagonista en el referéndum del 2016, pero tenía cifras erróneas

Y el miércoles fue calificado como "el padre de las mentiras" ante la Corte Suprema por el abogado de un grupo de parlamentarios que lo demandó por haber suspendido las labores del Parlamento hasta el 14 de octubre, solo dos semanas antes del Brexit.

Asimismo, no cesa de proclamar que hace "enormes avances" en las negociaciones sobre un acuerdo de divorcio con Bruselas mientras los responsables europeos niegan que haya el más mínimo progreso.

En las últimas semanas, enzarzado en un caótico proceso de Brexit, Johnson es sistemáticamente interpelado por ciudadanos descontentos durante sus actos oficiales.

A principios de mes, durante una visita a Yorkshire, en el norte de Inglaterra, un hombre se acercó a dar la mano al primer ministro y, frente a las cámaras, le pidió: "Por favor, váyase de mi pueblo". "Lo haré muy pronto", contestó el mandatario tory.

La semana pasada, durante un discurso, también en el norte de Inglaterra, un espontáneo interrumpió al jefe de Gobierno.

"¿Por qué no estás en el Parlamento?" y "Arregla este desastre que has creado", gritó ese espectador a Johnson, que lideró la campaña favorable a abandonar la Unión Europea (UE) antes del referéndum de hace tres años.

Todo estaba listo para la conferencia, pero Johnson desistió por la presencia de manifestantes (Reuters)
Todo estaba listo para la conferencia, pero Johnson desistió por la presencia de manifestantes (Reuters)

Tras haber sufrido esos incidentes, Johnson decidió el lunes no comparecer en una rueda de prensa prevista junto al primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, al darse cuenta de que había un grupo de manifestantes concentrados cerca del escenario donde ambos debían comparecer ante los medios.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: