Jennifer Erin Talbot, de Ohio, intentó salir con un bebé de apenas seis días (AP Photo/Aaron Favila)
Jennifer Erin Talbot, de Ohio, intentó salir con un bebé de apenas seis días (AP Photo/Aaron Favila)

La policía de Filipinas investiga a una mujer estadounidense por trata de personas, luego de ser detenida en el aeropuerto de Manila cuando intentaba salir del país con un bebé de seis días escondido en su equipaje de mano.

Jenifer Talbot, de 43 años, fue intervenida por funcionarios de inmigración filipinos a primera hora de la mañana del miércoles en el aeropuerto Ninoy Aquino cuando trataba de embarcar en un vuelo con destino a Estados Unidos con el bebé oculto en un bolso.

Había escondido al bebé, pero lo sacó disimuladamente antes de pasar los controles de seguridad. Sus movimientos, captados por las cámaras de seguridad, alertaron a las autoridades.

El bebé estaba oculto mientras estaba en la fila, antes de pasar por los escáneres
El bebé estaba oculto mientras estaba en la fila, antes de pasar por los escáneres

La mujer declaró que el infante era su sobrino, pero no pudo probarlo, ya que no tenía pasaporte o cualquier otro tipo de documento, según declaraciones del Departamento de Inmigración filipino.

"Realmente había una intención de esconder al bebé", dijo Grifton Medina, oficial de migraciones.

Talbot sostiene a su presunto sobrino tras la intervención policial
Talbot sostiene a su presunto sobrino tras la intervención policial

Tras el descubrimiento, personal de la aerolínea llamó a los oficiales, que arrestaron a la estadounidense.

Al ser intervenida, la mujer presentó una declaración jurada de la supuesta madre, en la que se daría un consentimiento para el viaje a EEUU, pero el documento no tenía firma.

Talbot gesticula durante la conferencia de prensa de la policía (EFE)
Talbot gesticula durante la conferencia de prensa de la policía (EFE)

Además, los oficiales indicaron que no había ningún registro de un permiso de viaje. Por ello, la mujer se encuentra bajo custodia policial y, mientras se investiga el caso, las autoridades filipinas anunciaron que planean acusarla de trata de personas y añadieron que el niño se encuentra a salvo, en cuidados del área de bienestar social.

En tanto, todavía se desconoce el paradero de los padres, que también podrían ser acusados bajo leyes de protección de menores.

(Con información de EFE y AP)