El petrolero ha estado navegando el mar Mediterráneo sin destino declarado desde mediados de agosto (AFP)
El petrolero ha estado navegando el mar Mediterráneo sin destino declarado desde mediados de agosto (AFP)

El buque petrolero iraní Adrian Darya 1 (antes Grace 1), sancionado por Estados Unidos tras ser liberado por Gibraltar a mediados de mes, se encuentra parado en aguas internacionales frente a las costas del Líbano, sin conocerse todavía cuál será el destino final de la carga del crudo.

Según el portal de vigilancia marítima TankerTrackers, el superpetrolero está a solo 45 millas náuticas (83 kilómetros) al oeste de la costas de Trípoli, en el norte del Líbano y en aguas internacionales.

De acuerdo con otro dos portales de rastreo, MarineVesselTrafficMarineTraffic, el buque había estado detenido el domingo frente a las costas de Tartus, en Siria, y este lunes emprendió una lenta navegación (velocidad de un nudo) hasta llegar a las aguas frente al Líbano.

El Adrian Darya 1 (ex Grace 1) abandonó el 18 de agosto la colonia británica Gibraltar, en el Mediterráneo, donde permaneció retenido desde principios de julio acusado por Estados Unidos de querer transportar 2,1 millones de barriles de crudo a la Guardia Revolucionaria iraní en Siria y de violar con ello las sanciones de la Unión Europea (UE) contra ese país, un supuesto que Teherán negó.

La última ubicación del Adrian Darya 1, prácticamente detenido frente a Trípoli, en el norte del Líbano
La última ubicación del Adrian Darya 1, prácticamente detenido frente a Trípoli, en el norte del Líbano

El Gobierno persa  dijo hace una semana no estar informado del destino de la carga del superpetrolero Adrian Darya 1 y que el comprador del petróleo es quien va a determinar qué hace con la mercancía.

El pasado 31 de agosto, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, afirmó en su cuenta de Twitter que "el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, garantizó al Reino Unido" que el petrolero no se dirigiría a Siria", y agrega: "Tenemos información fiable de que el petrolero está en camino y se dirige hacia Tartus, en Siria", puerto donde funciona también una base de la marina rusa.

El tesoro estadounidense ha tomado medidas contra el petrolero "por brindar apoyo al terrorismo o actos terroristas" y sancionó también a su capitán, Akhilesh Kumar. El mes pasado Washington había designado a la Guardia Revolucionaria, presunta destinataria del petróleo, como terrorista.

Además indicó que "cualquiera que brinde apoyo" al petrolero "corre el riesgo de ser sancionado".

El buque cambió su nombre a Adrian Darya 1 tras ser liberado (AFP)
El buque cambió su nombre a Adrian Darya 1 tras ser liberado (AFP)

El Adrian Darya 1, tras su liberación, se dirigió primero hacia el puerto de Kalamata en Grecia y luego hacia Mersin, en Turquía. En cada ocasión Estados Unidos amenazó con aplicar sanciones contra cualquier país que le preste apoyo.

Turquía sugirió después que el buque, que ha atravesado el Mediterráneo, se dirigía al Líbano, aunque oficiales libaneses negaron que hubieran recibido un permiso para dejar que el buque amarrara en sus puertos.

TankerTrackers, que ha estado siguiendo el derrotero del petrolero, advirtió el viernes en las redes sociales que no había que fiarse demasiado de los destinos indicados por el Adrian Darya 1, decantándose más bien por una transferencia de la carga a buques más pequeños.

Al respecto, el Adrian Darya 1 fue captado en los últimos días muy cerca de otros petroleros, de acuerdo con MarineTraffic, y el domingo se encontraba detenido a escasa distancia del Nordic Luna, con bandera de las Islas Cayman.

El mismo buque cuando su nombre era todavía Grace 1 (AFP)
El mismo buque cuando su nombre era todavía Grace 1 (AFP)

Además, el mismo sitio reportó que diferentes petroleros iraníes se estaban dirigiendo a Siria para compensar el petróleo que el Adrian Darya 1 no estaría pudiendo entregar, por lo que no suponía que el buque finalmente entrara en Tartus.

El petrolero Grace 1 fue detenido el 4 de julio en Gibraltar sospechado de estar llevando petróleo a Siria, lo cual está prohibido en el marco de las sanciones de la Unión Europea (UE) al régimen de Bashar al Assad, inmerso en una cruenta guerra civil desde 2011.

Luego de que Gibraltar rechazara entregarlo a Estados Unidos y decretara su liberación, el buque fue rebautizado Adrian Darya 1 y comenzó entonces su larga peripecia por el Mediterráneo.

Su carga de 2,1 millones de barriles de petróleo está valuada en 140 millones de dólares, a precios actuales.

(Con información de EFE, AFP y Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: