La Fuerza Aérea de Arabia Saudita publicó el lunes un video en el que uno de sus poderosos cazabombarderos McDonnell Douglas F-15 "Eagle" derribó un drone de fabricación iraní utilizado por los rebeldes hutíes en Yemen.

En las imágenes en blanco y negro captadas por la aeronave saudita se puede ver claramente el vuelo del drone Qasef-2K y cómo el piloto del F-15 mantiene al vehículo no tripulado en su mira.

Entonces el misil aire-aire, cuyo modelo no fue precisado, impacta contra el Qasef-2K, una copia idéntida del Ababil-2 iraní, que instantáneamente se desintegra.

No estaba claro cuándo ni exactamente dónde ocurrió el derribo, pero los sauditas sí han señalado que se trataba de un drone de tipo IED (dispositivo explosivo improvisado), diseñado para estallar tras impactar en el blanco.

Estas aeronaves no tripuladas de baja tecnología son usualmente utilizadas por los rebeldes hutíes, que se levantaron en 2015 contra el gobierno de Yemen y capturaron rápidamente la capital Saná, su actual base de operaciones.

Casi desde el comienzo del levantamiento Irán se movilizó para asistir con armas y recursos a los hutíes, mientras que las tropas del presidente yemení Abd Rabo Mansur Hadi cuentan con el apoyo de una coalición árabe liderada por Arabia Saudita.

Un F-15 como los utilizados por la Fuerza Aérea de Arabia Saudita (Reuters)
Un F-15 como los utilizados por la Fuerza Aérea de Arabia Saudita (Reuters)

Un drone de este tipo fue usado a comienzos de agosto para atacar un desfile militar en la ciudad de Adén, nueva capital del gobierno de Yemen, causando decenas de muertos y heridos.

La guerra civil en Yemen se ha convertido en una crisis humanitaria que dejó hasta el momento un saldo de de cerca de 90.000 muertos, incluyendo 11.000 civiles (muchos de ellos muertos en los bombardeos aéreos de la coalición árabe), y tres millones de desplazados.

Gracias al empleo de drones y misiles balísticos provistos por Irán, los hutíes han llevado también la guerra a Arabia Saudita, donde se estima que cerca de 500 civiles ha muerto en estos ataques.

Además de la terrible matanza en el territorio entre los rebeldes y las tropas del gobierno, el conflicto se ha convertido también en un foco de tensiones y escalada entre Irán y Arabia Saudita, rivales regionales que intentan liderar a los países musulmanes desde el chiismo y el sunismo, respectivamente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: