Una enorme bola de fuego, seguida por una gigantesca nube de humo en forma de hongo y su correspondiente onda expansiva sacudieron el lunes la región de Krasnoyarsk, en el sur de Siberia.

Según las primeras versiones de prensa, luego confirmadas por las autoridades, el estallido ocurrió en un arsenal militar que contenía cargas explosivas para proyectiles de artillería, en los alrededores del distrito de Achinsk.

El Sistema Internacional de Monitoreo (IMS) de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO), una extensa red global de sensores, estaciones de monitoreo y laboratorios que suele detectar primero explosiones de todo tipo y movimientos telúricos, captó el lunes el estallido en Siberia, el cual tuvo una magnitud de 2.3 en la escala de Richter.

Es decir que la explosión tuvo el mismo poder que un terremoto moderado, con el agravante de haber tenido lugar sobre la superficie y con epicentro en las afueras de una ciudad.

El CTBTO es el mismo organismo que en 2017 detectó la explosión del submarino argentino ARA San Juan en el Océano Atlántico, lo que permitió luego delimitar la búsqueda y finalmente hallar el los restos de la nave. En el hecho murieron los 44 tripulantes.

Por su parte el viceministro de Defensa Dmitry Bulgakov señaló que el incidente en la unidad militar 74008 habría sido causado por un incendio accidental producto de un "error humano", de acuerdo a RIA Novosti.

Según la agencia estatal TASS, y citando a los servicios médicos de la región, el incidente dejó un saldo de 13 heridos y una persona muerta, presuntamente un soldado dentro del arsenal, aunque el Ministerio de Defensa no lo ha confirmado.

La explosión ocurrió muy cerca de la ciudad de Achinsk y debieron evacuarse 16.000 personas (Reuters)
La explosión ocurrió muy cerca de la ciudad de Achinsk y debieron evacuarse 16.000 personas (Reuters)

Por otro lado 16.000 personas debieron abandonar la zona por temor a las continuas explosiones que siguieron a la primera. 9.500 fueron evacuadas por las autoridades, mientras que otras 7.000 lo hicieron por decisión propia, de acuerdo al Ministerio de Emergencias, citado por El País. En Achinsk viven unas 100.000 personas.

Moscú envió en las primeras horas del lunes varios aviones de transporte Ilyushin Il-76, cargados con personal y robots especializados en la lucha contra el fuego, y helicópteros Mil Mi-8 a la zona para combatir el incendio, que finalmente fue apagado este martes, de acuerdo a TASS.

También este martes se levantó la prohibición de vuelo en una zona de 30 kilómetros a la redonda sobre Achinsk.

Los accidentes, incluso las enormes explosiones e incendios, no son inusuales en la vasta red de arsenales rusos, muchos de los cuales datan de tiempos de la Unión Soviética, contienen municiones de ese tiempo y están afectados por una falta crónica de mantenimiento.

El submarino modelo Losharik que se incendió en julio, causando la muerte de 14 marineros (militaryrussia.ru)
El submarino modelo Losharik que se incendió en julio, causando la muerte de 14 marineros (militaryrussia.ru)

En el caso del arsenal en Achinsk, el medio local Tayga, citado por El País, señaló que había problemas con el sistema de control de incendios y una falta general de mantenimiento, de acuerdo al testimonio de los trabajadores que allí operan.

De hecho, el equipamiento ruso, incluso el más potente y avanzado, sufre ante esta la escasez de fondos, más aún cuando ciertos programas, como el de armas estratégicas nucleares, y campañas, como las encaradas por el país en Ucrania y Siria, están redirigiendo los recursos disponibles.

El submarino Kursk explotó en 2000. Murieron sus 118 tripulantes
El submarino Kursk explotó en 2000. Murieron sus 118 tripulantes

Tal parece ser el reciente caso del submarino de propulsión nuclear Losharik, que se incendió a comienzos de julio provocando la muerte de 14 marineros por sofocación.

Aunque todos recuerdan mejor el caso del submarino nuclear Kursk, el cual se hundió en el año 2000 mientras navegaba el mar de Barents. En ese caso la explosión tuvo una magnitud de 4.2 en la escala de Richter. Murieron sus 118 tripulantes, dando inicio a una larga investigación llena de acusaciones cruzadas, encubrimientos y especulaciones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: