Los manifestantes en Hong Kong están utilizando rayos láser para evitar ser detectados por las cámaras de reconocimiento facial que utiliza la policía. Mediante esta tecnología, las autoridades identifican a quienes participan de las protestas pro democracia, que comenzaron a principios de junio, para luego judicializarlos y encarcelarlos.

Este jueves, decenas de personas comparecieron ante la justicia acusadas de haber participado en "disturbios" durante las manifestaciones del pasado fin de semana.

Un manifestante pide ayuda mientras es reprimido por la policía. (AP Photo/Vincent Yu)
Un manifestante pide ayuda mientras es reprimido por la policía. (AP Photo/Vincent Yu)

Beijing ya advirtió hace una semana que el ejército está listo para ser desplegado en las calles de Hong Kong si así lo solicitan las autoridades locales.

Las herramientas tecnológicas que están utilizando las autoridades en Hong Kong, para buscar criminales y manifestantes políticos por igual, muestran los cambios en materia de seguridad que se pueden implementar en otros países en el mundo. Y la llegada del reconocimiento facial, apoyado por una gran red de cámaras, son una muestra de ello. También lo son las tácticas que utilizan las personas en las protestas para evadir el uso de esa tecnología, como lo es láser.

(REUTERS/Tyrone Siu)
(REUTERS/Tyrone Siu)

Por otra parte, un tribunal de Hong Kong puso miércoles en libertad bajo fianza a 43 de los 44 acusados de "revuelta", un delito penado con hasta diez años de prisión, por la manifestación no autorizada del pasado domingo, al tiempo que emitió una orden de detención contra el otro, que no compareció.

Además, a todos ellos menos a dos -uno trabaja en un hogar de acogida para niños y el otro es piloto de la aerolínea Cathay Pacific- les fue impuesto un toque de queda entre medianoche y las 6 de la mañana y se les prohibió salir de Hong Kong.

(Jeff Cheng/HK01 via AP)
(Jeff Cheng/HK01 via AP)

Uno de los detenidos también está acusado de agredir a un agente de la Policía.

Asimismo, fue liberado bajo fianza un estudiante acusado de posesión de armas, aunque no de revuelta, lo que elevó el número total de procesados a 45.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: