El cargamento estaba valuado en casi cinco millones de dólares
El cargamento estaba valuado en casi cinco millones de dólares

El Reino Unido incautó un cargamento de oro de 104 kilos, valuado en casi cinco millones de dólares, en el marco de una investigación internacional sobre un presunto cártel de drogas sudamericano.

Así lo informó la Agencia Nacional contra el Crimen de Gran Bretaña (NCA), que formó parte del operativo junto a oficiales de la Fuerza Fronteriza llevado a cabo el pasado 1 de junio en el aeropuerto internacional de Heathrow.

No obstante, no fue hasta ahora que la NCA recibió permiso de los funcionarios judiciales para retener el cargamento.

El oro era trasladado a Suiza desde las Islas Caimán, pero la ruta la había iniciado en Venezuela.

Las autoridades de las islas, con la cooperación de la NCA, abrieron una investigación por presunto lavado de dinero.

"Creemos que este envío estaba vinculado a los cárteles de la droga que operan fuera de América del Sur. Trabajando con socios en el extranjero y en el Reino Unido pudimos identificarlo rápidamente y detener el movimiento hacia adelante", señaló el comandante de la NCA Heathrow, Steve McIntyre.

"El modelo de negocios de muchos grupos del crimen organizado se basa en la capacidad de mover dinero a través de las fronteras, para financiar una mayor inversión en actividades delictivas", agregó.

Nick Jariwalla, Director de la Fuerza Fronteriza de Heathrow, por su parte, indicó: "Tomar grandes cantidades de dinero u oro fuera del control de las redes criminales los golpea donde más lo sienten, en el bolsillo".

"Esta fue una incautación sustancial y demuestra la eficacia con la que la Fuerza Fronteriza trabaja con socios de la ley, tanto en el país como en el extranjero, para combatir el crimen organizado", añadió.

Las barras de oro fueron incautadas en virtud de la Ley de Actas del Crimen, luego de una audiencia en los Magistrados de Uxbridge, en Londres.

Desde principios de abril, el régimen de Nicolás Maduro ha vendido más de 24 toneladas de oro, en desafío a un bloqueo económico destinado a detener el comercio lucrativo que el dictador venezolano ha estado usando para mantener a los militares leales a su régimen. El mes pasado, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de EEUU incluyó al banco central de Venezuela en su lista de entidades sancionadas.

Nicolas Maduro (REUTERS/Marco Bello/File Photo)
Nicolas Maduro (REUTERS/Marco Bello/File Photo)

En enero pasado, el régimen intentó realizar un millonario retiro en oro del Banco de Inglaterra, pero su solicitud fue negada por la entidad, luego de que el Reino Unido desconociera al dictador chavista como presidente de Venezuela.

Funcionarios del Banco Central venezolano solicitaron una extracción de oro por un valor de USD 1.200 millones, que es parte de los USD 8.000 millones que Venezuela tiene en reservas en el exterior.

En los últimos meses han ido en aumento las denuncias sobre el presunto saqueo que está realizando la dictadura de Maduro de los recursos mineros del país, incluyendo también reservas de diamantes y coltán. El objetivo: obtener divisas y mantenerse en el poder.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: