Boris Johnson (AFP)
Boris Johnson (AFP)

Boris Johnson, el favorito para convertirse en el próximo primer ministro de Gran Bretaña, advirtió a Donald Trump que no apoyará ataques militares dirigidos por Estados Unidos contra Irán.

Durante un debate con su rival por el liderazgo del Partido Conservador del Reino Unido, Johnson dijo que el gobierno de Teherán es un régimen "perturbador" y "difícil". Sin embargo, apuntó que la acción militar no es "una opción sensata para nosotros en Occidente".

"La diplomacia debe ser la mejor manera de avanzar", dijo Johnson. "Si fuera primer ministro ahora y me preguntaran si apoyaría una acción militar contra Irán, la respuesta sería 'no'".

Tanto Johnson como Hunt se mostraron en contra de un conflicto armado (Reuters)
Tanto Johnson como Hunt se mostraron en contra de un conflicto armado (Reuters)

Tanto el gobierno de EEUU como el régimen persa han dicho que no buscan una guerra. El presidente dijo que la acción militar sigue siendo una opción, pero canceló un ataque aéreo planeado en represalia por el ataque de Irán a un dron estadounidense el mes pasado, optando en lugar por aumentar las sanciones.

Pero los comentarios de Johnson, que descartan unirse a cualquier acción militar liderada por EEUU, pueden socavar los intentos de Trump de presionar a Irán para que controle sus ambiciones nucleares y ponga fin a sus actividades desestabilizadoras en la región.

En mayo de 2018, Johnson, quien entonces era ministro británico de Relaciones Exteriores, visitó Washington para intentar convencer al presidente estadounidense de que no retirara a Estados Unidos del acuerdo nuclear, firmado en 2015.

El rival de Johnson para el liderazgo conservador, el secretario de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, alertó en el debate que existe el riesgo de que se desate un conflicto por accidente.

Los dos candidatos para primer ministro se enfrentaron en un debate organizado por The Sun, un periódico sensacionalista del Reino Unido. Las relaciones entre el Reino Unido y EEUU ya son tensas, y tanto Johnson como Hunt se sumaron al coro de críticas contra Trump por sus tuits racistas sobre las legisladoras demócratas.

Johnson dijo que los mensajes eran inaceptables. "Cuando eres el líder de una gran sociedad multicultural y multirracial, simplemente no puedes usar ese tipo de lenguaje", exclamó. A su vez, Hunt dijo que los comentarios eran "totalmente ofensivos".

Además, el vínculo entre Londres y Washington viene maltrecho por la filtración de cables diplomáticos del embajador británico en EEUU, Kim Darroch, en los que descalificó al gobierno estadounidense y las capacidades intelectuales de Donald Trump. Además, Darroch sostuvo que la decisión de Trump de abandonar el acuerdo nuclear "un acto de vandalismo diplomático, al parecer por razones ideológicas y de personalidad", ya que "se trataba del acuerdo de (Barack) Obama".

(Con información de Bloomberg)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: