Donald Trump y Mahmud Abbas (Reuters)
Donald Trump y Mahmud Abbas (Reuters)

Nota publicada por Aurora

Dirigentes palestinos rechazaron el plan económico difundido por la Casa Blanca al argumentar que se trata de un soborno monetario que no tiene ningún respaldo y de un programa imaginario que está solo en la cabeza de Jared Kushner, asesor principal y yerno del presidente estadounidense Donald Trump. "Ningún país árabe, ni tampoco del Golfo Pérsico, facilitará dinero a los proyectos que se presentan en el plan y no estamos interesados en ellos sin una solución política. Necesitamos ciertamente apoyo económico, pero no de esta manera. Este plan será enterrado rápidamente bajo las elecciones en Israel y Estados Unidos" dijeron los altos funcionarios palestinos a la emisora estatal israelí Kan.

El alto dirigente del movimiento Fatah, Jibril Rajoub, le expresó a Kan que nadie le puede imponer a los palestinos ningún plan. "La vía económica no es una solución", aseguró. "Cualquier plan que no se base en un horizonte político y en una solución política no logrará nada. Todo comienza con el fin de la ocupación", subrayó Rajoub, y añadió que los miles de millones ofrecidos por los estadounidenses "no tienen ningún significado a la sombra de la continuación de la ocupación".

El asesor y yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, sale del Capitolio después de reunirse con senadores republicanos. Imagen del martes 14 de mayo de 2019, en Washington (AP Photo/ J. Scott Applewhite)
El asesor y yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, sale del Capitolio después de reunirse con senadores republicanos. Imagen del martes 14 de mayo de 2019, en Washington (AP Photo/ J. Scott Applewhite)

El plan de paz para resolver el conflicto entre Israel y los palestinos que dio a conocer la Casa Blanca busca captar mediante un esfuerzo internacional USD 50 mil millones para los palestinos y darle un impulso a las economías de Egipto, Jordania y el Líbano.

La propuesta, denominada Paz para la Prosperidad, ha sido difundida como el aspecto económico de un plan de paz más amplio que busca lanzar la Administración Trump, y ha sido desarrollada por Kushner y el representante de Washington para las negociaciones internacionales, Jason Greenblatt.

Mientras tanto, la Casa Blanca anunció la composición de la comitiva estadounidense para el taller económico el 25 y el 26 de junio, en Manama, capital de Bahréin. La delegación estará encabezada por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y contará, entre otros, con la participación de Kushner y Greenblatt. También asistirá el director del Consejo de Asesores Económicos (CEA, en sus siglas en inglés) del Gobierno de EEUU, Kevin Hassett, y el representante especial para Irán, Brian Hook.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: