El adolescente se lanzó desde los acantilados Punta Galea, en Gexto, País Vasco (Foto: especial)
El adolescente se lanzó desde los acantilados Punta Galea, en Gexto, País Vasco (Foto: especial)

El lunes 17 de junio, un menor de 13 años se lanzó por un acantilado en el barrio vasco de Getxo, en España, tras años sufriendo bullying en la escuela Jado Ikastetxea. Su madre, Maider Miragaya, había interpuesto hacía tiempo una denuncia para detener los constantes abusos hacia su hijo. Pero el centro y la inspectora de educación le dijeron entonces que "no había pruebas de que el alumno sufriera acoso".

Casi una semana después de que su hijo se suicidara, Miragaya compartió un texto demoledor en redes sociales en el que relata la impotencia que vivió durante todo el tiempo que trató de salvar al menor "del infierno que vivía". A continuación, reproducimos el texto íntegro que escribió esta madre en su perfil de Facebook mucho antes de la tragedia, en noviembre de 2017. Entonces, luchaba contra la escuela para que investigaran qué estudiantes estaban haciendo la vida imposible a su hijo.

"¿Cómo expresar cómo me siento? Tras siete años viendo como pegan, insultan y humillan a tu hijo en el colegio sólo escuchan mis oídos, ¡es cosa de niños! ¿Total? ¿Y qué quieres que haga? ¿No te gusta? Ya sabes… y un sinfín mas de excusas para llegar de nuevo al mismo punto de partida año tras año.

En junio la vida termina y en septiembre hay que partir de cero. ¿Cómo pueden pretender que unos padres olviden lo que sufre su hijo, y que el niño vaya feliz al colegio? Son paradojas de la vida que mi cabeza no llega a comprender. ¡A tu hijo le rompen un diente y te dicen que se ha caído! A tu hijo le pegan en clase y eso es imposible, ¡hasta que tiene testigos! ¡Consecuencia! Falta para tu hijo por estar en una pelea.

Días después de que las autoridades encontraran en el acantilado el cuerpo de su hijo, Maider Miragaya rememoró el texto que escribió en 2017 en Facebook, donde ya alertaba del peligro (Foto: Facebook)
Días después de que las autoridades encontraran en el acantilado el cuerpo de su hijo, Maider Miragaya rememoró el texto que escribió en 2017 en Facebook, donde ya alertaba del peligro (Foto: Facebook)

Tu hijo sale con el cuello con sangre de las collejas que le han dado en un cambio de clase y es que el otro niño está pasando por una mala temporada. ¿Hasta cuándo? La inspectora de educación te dice que el problema es que tu hijo va con su hermana a clase!! ¿Perdona? ¿De quién quieren reírse? ¡Esto en un colegio Marista!

Pues imaginad qué tipo de alumnado hay que en menos de una semana la medida que han puesto algunos profesores es castigar a toda la clase fuera del horario lectivo. ¿Eso es legal? ¿La solución es huir del problema? ¿Qué aprende mi hijo si le enseño que en lugar de intentar arreglar un problema hay que huir de él? He de terminar diciendo que gracias a Dios hay algún profesor en ese colegio que se preocupa por los alumnos, o sea existen profesores con vocación.

La ayuda de estos docentes compasivos; las denuncias que interpuso Maider Miragaya ante las autoridades y el distrito escolar; los escritos en Facebook o el cambio de colegio, no pudieron impedir que el menor pusiera fin a años de tormento.

La consejera vasca de Educación confirmó el jueves 20 de junio que la familia había interpuesto "una denuncia" por acoso escolar, pero que no se habían encontrado pruebas de que el adolescente sufriera ningún abuso. Ahora, la policía local, conocida en el País Vasco como Ertzaintza, investiga las causas del suicidio del menor, que era un estudiante destacado con un buen expediente académico, según informó su nuevo colegio.

La escuela en la que el joven sufrió abusos durante “7 años” -según afirmó su madre-, emitió un comunicado para transmitir el pésame a los padres (Foto: Sitio Web Jadomaristak.eus)
La escuela en la que el joven sufrió abusos durante “7 años” -según afirmó su madre-, emitió un comunicado para transmitir el pésame a los padres (Foto: Sitio Web Jadomaristak.eus)

Por su parte, responsables del colegio Jado Ikastetxea, donde el menor habría sufrido las agresiones de sus compañeros, emitieron un comunicado expresando su pésame a los padres.

"Sentimos muchísimo el dolor de su familia y si hay algo que podamos hacer por ellos saben que pueden contar en todo momento con nuestra solidaridad, apoyo y respeto a su intimidad y la de su hijo", escribió Íñigo García Blanco, director de la escuela.

Ante estas palabras, Maider Miragaya fue tajante: "Yo lo avisaba, ellos miraron para otro lado, ahora que no me vengan con chorradas. Nadie me va a devolver a mi hijo".

Según cifras del Ministerio de Educación publicadas el pasado año, en 2017 se registraron en España más de 25.000 llamadas por acoso escolar. De estas denuncias, casi 9.000 se referían a casos concretos: 278 derivaron en una inspección educativa, y 147 de estos fueron remitidos a las fuerzas de seguridad. Unos datos históricos que superaron por primera vez las mil víctimas registradas.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono (SAPTEL) ofrece atención telefónica las 24 horas del día en el número: 0155 5259-8121. En los Estados Unidos se puede marcar el +1-888-628-9454.

En el Centro de Asistencia al Suicida de Buenos Aires atienden a cualquier persona en crisis en las líneas gratuitas 135 desde Buenos Aires y GBA o al +54-11 5275-1135 las 24 horas del día. Está también el Centro de Atención al Familiar del suicida (CAFS): Tel. (011) 4758-2554 (cafs_ar@yahoo.com.ar – www.familiardesuicida.com.ar).

En Estados Unidos, existe la Red Nacional de Prevención del Suicidio para pedir ayuda; puedes llamar al 1-888-628-9454 o al 1-800-273-8255, la línea del Servicio Nacional de Prevención del Suicidio, para hablar con alguien que te brindará apoyo gratuito y confidencial las 24 horas del día, los siete días de la semana. Los CDC también recomiendan sus propias políticas, programas y prácticas de prevención.