El hombre llegó al hospital quejándose de un fuerte dolor de estómago (Foto: SWNS)
El hombre llegó al hospital quejándose de un fuerte dolor de estómago (Foto: SWNS)

Ocho cucharas de diferente tamaño, dos cepillos de dientes, dos destornilladores y un cuchillo de cocina. Todo eso tuvieron que sacar los médicos del estómago de un adulto hindú que padece un grave trastorno psicológico.

El hombre de 35 años, identificado como Karan Sen, llegó al hospital Lal Bahadur Shastri, quejándose de un dolor insoportable, según informaron los medios locales.  En ese momento los médicos le hicieron una radiografía y encontraron una punta afilada, pero nunca imaginaron que eso solo sería la punta del iceberg.

Uno de los doctores descubrió que aquella punta de cuchillo le estaba perforando el estómago, y en ese momento se tomó la decisión de operarlo con urgencia.

La cirugía duró poco más de tres horas, ya que luego del cuchillo fueron saliendo más objetos metálicos. El personal médico no daba crédito.

Los doctores no daban crédito a todo lo que salía del cuerpo del paciente (Foto: SWNS)
Los doctores no daban crédito a todo lo que salía del cuerpo del paciente (Foto: SWNS)

"Primero observamos una punta sobresaliendo en su estómago. En ese momento lo operamos sin perder tiempo, pero durante la cirugía descubrimos más objetos adentro de su cuerpo. Había un cuchillo, ocho cucharas, dos destornilladores y dos cepillos de dientes", relató el Dr. Rajneesh Pathania, de la Facultad de Medicina Lal Bhadur Shastri.

Según el Daily Mail, la familia del hombre dijo que sufría de un peculiar trastorno psiquiátrico conocido como PICA, que se caracteriza por la necesidad de engullir todo tipo de objetos.

A menudo esta patología suele estar relacionada con otros trastornos que afectan el funcionamiento general, tales como el autismo y la esquizofrenia.

Cuál es el trastorno Pica

La radiografía que le tomaron al hombre (Foto: SWNS)
La radiografía que le tomaron al hombre (Foto: SWNS)

Pica es un tipo de trastorno mental que se caracteriza por el deseo de comer alimentos con poco o ningún valor nutricional. Estos pueden incluir desde piedras, arena, pintura y suciedad hasta polvos de talco.

Es más común en personas con discapacidades de aprendizaje y durante el embarazo. Puede causar una variedad de complicaciones graves si el paciente está comiendo algo que es venenoso o indigesto.

También puede llevar a un consumo excesivo de calorías, pero también a una privación nutricional si la persona come puros objetos en lugar de alimentos nutritivos.

La persona también puede dañar sus dientes e infectarse con parásitos.