En esta imagen de archivo del 14 de febrero de 2019, el logo de Fiat en un 500 L de 2019 expuesto en la Feria Internacional del Automóvil en Pittsburgh, Estados Unidos. (AP Foto/Gene J. Puskar, Archivo)
En esta imagen de archivo del 14 de febrero de 2019, el logo de Fiat en un 500 L de 2019 expuesto en la Feria Internacional del Automóvil en Pittsburgh, Estados Unidos. (AP Foto/Gene J. Puskar, Archivo)

La automotriz Fiat Chrysler propuso el lunes una fusión con la firma francesa Renault con el objetivo de ahorrar miles de millones de dólares a las dos compañías en la transformación de la industria para centrarse en los vehículos eléctricos y autónomos.

La empresa resultante sería la tercera automotriz más grande del mundo, propiedad en un 50% de los accionistas de Fiat Chrysler Automobiles y en un 50% por los accionistas de Renault, señaló en un comunicado FCA.

Las empresas llevaban semanas de conversaciones.

 

La junta directiva de Renault se reunió a las afueras de París el lunes para tratar la posible fusión. La compañía francesa dijo que estaba "estudiando con interés" la propuesta de FCA. 

"Después de haber revisado cuidadosamente los términos de esta propuesta amistosa, la Junta Directiva de Renault decidió estudiar con interés la conveniencia de tal fusión, consolidando la huella industrial del Grupo Renault y generando un valor adicional para el Grupo. Alianza" dijo Renault en un comunicado. Agrego que comunicaría mas información a su debido tiempo para informar al mercado de los resultados de estas discusiones.

La firma fusionada fabricaría 8,7 millones de vehículos al año y ahorraría 5.000 millones de euros al año para las compañías al compartir investigación, compras y otras actividades, según el comunicado. El plan no incluiría el cierre de fábricas, señaló el comunicado, que no se pronunció sobre posibles recortes de personal.

La alianza de Renault, Nissan y Mitsubishi está en problemas desde la detención en noviembre del entonces jefe del grupo, Carlos Ghosn, acusado en Japón de delitos financieros. Esas tres empresas juntas eran el mayor fabricante de autos de pasajeros en el mundo.

El gobierno francés, que posee el 15% de Renault, recibió con cautela la idea de la nueva fusión.

Una fuente del gobierno francés dijo el domingo que el estado sólo aceptaría una fusión si tenía sentido para los empleos y los intereses nacionales franceses. La fuente dijo a The Associated Press que las autoridades japonesas también habían sido informadas y que París prefería una asociación dentro de la alianza actual con las automotrices niponas. La fuente no estaba autorizada a dar su nombre.

El director general de Nissan Motor Co., Hiroto Saikawa, declinó hacer comentarios sobre la idea específica de una fusión Renault-FCA, pero señaló que "Siempre estoy abierto a intercambiar ideas constructivas sobre reforzar la alianza", en declaraciones a la televisora japonesa Fuji TV.

La colaboración entre las automotrices ha crecido en los últimos años en un intento de las compañías de aunar capacidad tecnológica en el desarrollo de vehículos eléctricos, conectividad e inteligencia artificial. Las compañías también se han visto presionadas por las agencias reguladoras, especialmente en Europa y China, para que produzcan vehículos eléctricos que cumplan límites más estrictos de contaminación.

(Con información de AP)