Donald Trump y Benjamin Netanyahu (Reuters)
Donald Trump y Benjamin Netanyahu (Reuters)

El presidente estadounidense Donald Trump firmará un decreto que reconoce la soberanía israelí sobre los Altos del Golán cuando se reúna el lunes con el primer ministro Benjamin Netanyahu en Washington, anunció el Gobierno israelí.

"El presidente Trump firmará mañana en presencia del primer ministro Netanyahu un decreto que reconoce la soberanía israelí sobre los Altos del Golán", escribió este domingo en Twitter el ministro de Exteriores Israel Katz, en referencia al territorio sirio conquistado por su país en la guerra de los Seis Días, de 1967.

El encuentro se producirá en medio de una nueva escalada de tensiones con el grupo terrorista Hamas, al que el gobierno de Netanyahu acusa por la caída de un cohete sobre una casa en Tel Aviv que dejó al menos cinco heridos y que motivó el envío de más tropas a la frontera sur.

Donald Trump anunció el jueves en un tuit que había llegado la hora para los Estados Unidos de reconocer "plenamente la soberanía de Israel sobre el Golán, que tiene una importancia estratégica para el Estado de Israel y la estabilidad regional", rompiendo, así, con el consenso internacional y con la posición durante décadas de la diplomacia estadounidense en Medio Oriente.

El primer ministro israelí agradeció esta decisión, escribiendo en Twitter que "en el momento en que Irán busca usar Siria como una plataforma para destruir Israel, el presidente Trump reconoce con valentía la soberanía israelí sobre los Altos del Golán. ¡Gracias, presidente Trump!".

Los Altos del Golán, en altura y fronterizos entre Siria, el Líbano, Israel y Jordania, son un lugar privilegiado y de gran importancia estratégica regional.

Israel conquistó una gran parte de los Altos del Golán, 1.200 km2, durante la Guerra de los Seis Días en 1967 y lo anexionó en 1981, pero el grueso de la comunidad internacional nunca ha reconocido esta anexión.

Trump ya rompió con el consenso internacional al reconocer unilateralmente en diciembre de 2017 a Jerusalén como capital de Israel.

Altos del Golán (AFP)
Altos del Golán (AFP)

En este último medio siglo, Israel ha impulsado su presencia en la estratégica meseta y a la población drusa siria (árabes) que quedó tras la toma del territorio ha sumado a miles de judíos israelíes.

Además de su importancia estratégica como punto en altura que permite amplia visibilidad al territorio de cuatro países (se ve desde allí con facilidad Damasco, a 60 kilómetros al norte), el Golán también es esencial por sus recursos hídricos. La región tiene mayores precipitaciones que las zonas adyacentes más bajas, cuenta con un terreno volcánico fértil y sus montañas nevadas en invierno alimentan ríos y aguas subterráneas que proveen a Israel de cerca de un tercio de su agua.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: