El primer ministro de Pakistán, Imran Khan (AFP)
El primer ministro de Pakistán, Imran Khan (AFP)

El gobierno de Pakistán informó este martes la "detención preventiva" de 44 personas vinculadas a grupos extermistas, entre ellas dos familiares de Masood Azhar, líder del grupo que reivindicó el ataque en la Cachemira india, y cuyos actos provocaron una escalada de tensiones entre Islamabad y Nueva Delhi.

Entre los arrestados se encuentran Mufti Abdul Raoof y Hamad Azhar, hermano e hijo respectivamente del líder de Jaish-e-Mohammed (JeM), organización considerada terrorista por Estados Unidos y la ONU, y acusada reiteradamente por la India de cometer atentados en su territorio.

"El suelo de Pakistán no se usará contra nadie. Se están tomando medidas contra grupos prohibidos sin discriminar y continuará durante dos semanas", dijo en una rueda de prensa en Islamabad el viceministro de Interior, Shehryar Afridi, durante el anuncio de las detenciones.

El secretario de Interior, Azam Suleman, informó en esa rueda de prensa de la detención de Raoof y de Hamad.

Masood Azhar, líder del grupo terrorista JeM. Pakistán detuvo a su hijo y hermano, además de otros 42 miembros (Aamir QURESHI / AFP)
Masood Azhar, líder del grupo terrorista JeM. Pakistán detuvo a su hijo y hermano, además de otros 42 miembros (Aamir QURESHI / AFP)

"Estos dos nombres están incluidos en el dossier que la India nos proporcionó [tras el ataque], pero no tenemos evidencias de lo que India dice en ese dossier", indicó Suleman.

Sin embargo, el viceministro de Interior paquistaní remarcó que estas detenciones no se efectuaron por presiones de ningún tipo y que forman parte del plan antiterrorista del país asiático.

Pakistán anunció ayer además que emitió nuevas órdenes para congelar activos de grupos o personas sancionados por la ONU, para "mejorar el procedimiento de aplicación de las sanciones del Consejo de Seguridad contra entidades o individuos".

JeM reivindicó el pasado 14 de febrero el atentado en la Cachemira india en el que murieron 42 militares y 35 resultaron heridos, el peor ataque en la región en tres décadas, lo que desencadenó una dura respuesta de Nueva Delhi y una escalada entre las dos potencias nucleares.

Tropas paquistaníes junto a los restos de un Mig-21 indio derribado durante la escalada (AFP)
Tropas paquistaníes junto a los restos de un Mig-21 indio derribado durante la escalada (AFP)

La India bombardeó como respuesta supuestos campos de entrenamiento de JeM en suelo paquistaní el pasado martes, aunque no ha presentado pruebas de que ese ataque golpeara al grupo terrorista.

Islamabad respondió a su vez un día después con el derribo de dos cazas indios y la captura de uno de los pilotos, que fue liberado el viernes en lo que calificó como un "gesto de paz".

La India ha acusado reiteradamente a Pakistán de apoyar el "terrorismo transfronterizo", y de permitir y auspiciar el funcionamiento en su territorio de grupos terroristas que tienen como fin atacar objetivos indios y atizar las protestas con ánimo separatista entre la población de Cachemira, una región disputada por India y Pakistán.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: