Yongbyon.
Yongbyon.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo este jueves que el dictador norcoreano, Kim Jong-un, ofreció desmantelar el centro de investigación nuclear de Yongbyon a cambio de levantar todas las sanciones sobre el país asiático y que Washington ha rechazado esta oferta.

Esta instalación, en el centro del programa nuclear norcoreano, está rodeada de un gran secretismo. Esto es lo que se sabe del sitio:

¿Qué es? 

Situado a unos cien kilómetros al norte de Pyongyang, en la provincia de Pyongan Norte, el centro tiene numerosos edificios relacionados con el programa nuclear norcoreano.

Abierto en 1986, fue ahí donde se construyó el primer reactor norcoreano, de una capacidad de cinco megavatios, la única fuente de plutonio conocida de Corea del Norte.

El complejo también produce otros combustibles para la producción de bombas nucleares, como uranio y tritio altamente enriquecidos.

Según un informe reciente del Centro de Seguridad y Cooperación Internacional de Stanford, el sitio se está expandiendo a pesar de la distensión diplomática en curso.

Según este informe escrito por el investigador Siegfried Hecker, quien visitó el lugar cuatro veces, este produjo suficiente material fisionable para fabricar entre cinco y siete bombas atómicas en 2018.

La planta nuclear de Yongbyon en una foto de 2008 (Kyodo/Reuters/archivo)
La planta nuclear de Yongbyon en una foto de 2008 (Kyodo/Reuters/archivo)

¿Cuál es su importancia? 

Yongbyon no sería la única estructura de enriquecimiento de uranio en Corea del Norte y cerrarlo no significaría el fin del programa nuclear.

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos estiman que Pyongyang tiene dos centros adicionales, uno cerca de Kangson, en los suburbios de Pyongyang, y el otro en una ubicación desconocida.

El cierre de Yongbyon podría "frenar" el crecimiento de las existencias de material fisionable de Corea del Norte, pero no limitarlo, dijo en Twitter Jeffrey Lewis, investigador del Instituto Middlebury de estudios internacionales de Monterey.

Los escépticos también señalan que el Norte ya ha producido material fisionable con el que producir nuevas bombas atómicas.

"Es importante ser específico sobre el significado de un cierre", dice Lewis.

¿Qué quiere Corea del Norte a cambio? 

Cuando el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, fue a la cumbre en Pyongyang en septiembre, Corea del Norte propuso la "destrucción final" de Yongbyon, pero siempre que Estados Unidos tomara las "medidas correspondientes".

Al Norte le gustaría que Estados Unidos hiciera concesiones para acompañar el proceso, pero Washington exige la desnuclearización completa del Norte antes de cualquier relajación de las sanciones.

¿La misma historia? 

Pyongyang ya aceptó una vez abandonar Yongbyon. El reactor principal fue cerrado en 1994 bajo un acuerdo con Washington, pero el Norte lo recuperó cuando el acuerdo falló.

En 2007, se firmó un nuevo acuerdo de cierre y el Norte destruyó una torre de enfriamiento como prueba de su buena voluntad.

Pero una vez más, el trato se rompió cuando las relaciones se deterioraron.

Los especialistas explican que todas estas promesas rotas muestran que una simple desactivación no será suficiente.

"Esto muestra que se necesita: primero, una auditoría por parte de inspectores de confianza; segundo, una aceptación de que algunas cosas son reversibles; tercero, la capacidad de regresar con incentivos económicos", explicó Melissa Hanham, investigadora de la fundación One Earth Future.

¿Cómo verificar? 

El Norte autorizó en el pasado inspecciones de la ONU a cambio de concesiones. Expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) realizaron inspecciones de 1994 a 2002 y desde 2007 hasta 2009.

Pero Pyongyang los expulsó antes de realizar su segunda prueba nuclear y desde entonces ha rechazado cualquier inspección internacional en su territorio.

La OIEA aseguró que sus representantes no tuvieron acceso completo al complejo, incluyendo a las infraestructuras de uranio enriquecido.

Por Sunghee Hwang / AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: