El príncipe heredero saudita y Erdogan
El príncipe heredero saudita y Erdogan

Luego de que Arabia Saudita propusiera una reunión bilateral con Turquía durante la cumbre del G20 en Buenos Aires, Argentina, y Ankara decidiera rechazarla, ahora parece que el encuentro entre el príncipe heredero Mohammed bin Salman (MBS) y el presidente Recep Erdogan podría finalmente tener lugar, según dijo este martes el ministro de Exteriores turco Mevlut Cavusoglu.

En una entrevista con el periódico alemán Suddetusche Zeitung, Cavusoglu confirmó que MBS había llamado personalmente a Erdogan para ofrecer una reunión bilateral durante el encuentro de líderes que comenzará el 30 de noviembre.

La respuesta del mandatario turco fue "veremos", según indicó el ministro. "Al momento no hay razón para no reunirse con el príncipe heredero", dijo Cavusoglu, aunque agregó no estar seguro de que tenga lugar.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu (Reuters)
El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu (Reuters)

El lunes fuentes turcas indicaron a Infobae que Ankara no estaba dispuesta a dejar atrás el asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi en el consulado saudita en Estambul y mantener una reunión de este tipo en Buenos Aires.

Pero ahora Cavusoglu parece haber vuelto a dejar la puerta abierta, a tres días del inicio de la cumbre que reunirá a los líderes de los 19 países más poderosos del mundo y la Unión Europea.

La relación entre Arabia Saudita y Turquía se encuentra en uno de sus peores momentos tras la muerte de Khashoggi, un periodista saudita exiliado en Turquía que ingresó al consulado de su país a buscar los documentos necesarios para casarse y desapareció.

Jamal Khashoggi, junto a su prometida Hatice Cengiz
Jamal Khashoggi, junto a su prometida Hatice Cengiz

Aunque los sauditas sostuvieron durante semanas que Khashoggi se había retirado de la delegación diplomática por su cuenta, Turquía aseguró desde un principio que había sido asesinado. 

Riad acabó cambiando su versión y reconociendo que Khashoggi había muerto en el consulado, aunque a manos de un grupo de agentes de inteligencia rebeldes a los que está juzgando en este momento.

Pero Turquía y el mismo Erdogan sostienen por el contrario que el asesinato del periodista, un hombre crítico del príncipe heredero, fue ordenado en los niveles más altos del reino saudita. Aunque sin dar nombres, todo parece indicar que se trataría de una referencia a MBS. "Fue un asesinato premeditado", señaló Cavusoglu.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: