(AFP)
(AFP)

Estudiantes que se manifestaban en Turín contra el gobierno este viernes quemaron maniquíes con las efigies de los vice primeros ministros italianos Matteo Salvini y Luigi di Maio.

Sobre las lámparas de la plaza Castello, donde culminó la protesta, fueron colgadas algunas fotos de los dirigentes de la Liga y del Movimiento 5 Estrellas con el rostro manchado de pintura roja, informó ANSA. 

La zona de la protesta estuvo custodiada por la policía y los carabineros.

"Salimos a la calle porque sufrimos la injusticia diaria de costos económicos insostenibles para estudiar. Los ajustes anunciados por el gobierno ignoran los problemas de los estudiantes, no prevé más recursos para el derecho al estudio ni para la calidad de la formación y la investigación", dijo Giacomo Cossu, coordinador nacional de la Red del Conocimiento.

(AFP)
(AFP)

Los estudiantes también salieron a las calles en Roma, para pedir por el derecho al estudio. Los romanos pidieron que, en lugar de invertir en cámaras de seguridad y controles para garantizar el orden, se destine ese dinero a ayudas que faciliten el acceso a la universidad a los estudiantes con escasos recursos.

En Nápoles se celebró otra concentración a favor de una reforma educativa en la que han participado unas 500 personas. Las protestas se han sucedido en otras ciudades como Monza, en la región de Lombardía (norte), Bari, en Apulia (sur), o Palermo y Catania, en Sicilia (sur).

La protesta, de la que participaron unas 3.000 personas, es organizada por la Unión de Estudiantes, la Red de Estudiantes Secundarios y el Frente Juventud Comunista.

Los estudiantes anuncian para el 16 y 17 de noviembre, en ocasión de la Jornada Internacional del Estudiante, nuevas movilizaciones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: