El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en inglés) publicó un video que muestra a tres de los terroristas que atacaron un desfile militar en Irán, dejando el sábado un saldo de al menos 29 muertos y decenas de heridos, minutos antes de lanzar su atentado.

La filmación distribuida por la agencia yihadista Amaq muestra a tres hombres a bordo de un auto enviando mensajes a sus familiares y justificando sus acciones, en idioma árabe y farsi, hablado en Irán. Los primeros reportes hablaban de cuatro extremistas involucrados, pero solo tres aparecen en el video.

Los militantes están vestidos con uniformes de la Guardia Revolucionaria iraní, que presuntamente utilizaron para infiltrarse en el desfile de la misma fuerza en la ciudad de Ahvaz y comenzar a disparar, antes de ser finalmente abatidos.

Miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán intentan resguardarse durante el tiroteo
Miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán intentan resguardarse durante el tiroteo

"Mi mensaje a mi madre y mi padre, los amo tanto y quiero seguir amándolos hasta el fin de mi vida y servirlos, pero es la orden de Alá", dice uno de los terroristas en referencia al ataque.

"Dios mediante todos los infieles serán eliminados, Dios mediante. Somos musulmanes, ellos son infieles. Los destruiremos con un potente ataque de guerrilla, Dios mediante", explica otro de ellos.

El ISIS, un grupo terrorista sunita con presencia en numerosos países musulmanes pero surgido principalmente en Irak y Siria, mantiene un fuerte enfrentamiento con el régimen chiita de Irán.

Horas después del ataque los yihadistas se atribuyeron la responsabilidad por el cruento atentado, y al día siguiente fue divulgado este video, en el cual sin embargo nunca se hace referencia al nombre del grupo ni a su líder Abu Bakr al Baghdadi.

Teherán, por el contrario, insiste en que los autores del ataque pertenecen al Movimiento Árabe para la liberación de Ahvaz, una facción separatista que opera en territorio iraní a la que el régimen acusa de recibir apoyo de los países árabes del Golfo y de Estados Unidos.

Washington, por su parte, condenó el domingo el ataque terrorista y rechazó cualquier acusación de Teherán, instando en cambio a que el régimen del ayatollah Alí Khamenei "se vea en el espejo" para hallar culpables por el ataque.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: