Migrantes desembarcando en el puerto de Málaga ( REUTERS/Jon Nazca)
Migrantes desembarcando en el puerto de Málaga ( REUTERS/Jon Nazca)

Casi 250 personas fueron rescatadas el sábado de cuatro pequeñas embarcaciones en aguas del Mediterráneo próximas al sureste de España, informó Salvamento Marítimo, organismo público español.

En dos de las operaciones de rescate también intervinieron medios de Frontex, la agencia europea de control de las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE).

En el primer barco navegaban 56 inmigrantes, entre ellos trece mujeres, que fueron rescatados por una patrullera de Frontex, que después los transbordó a un buque de Salvamento Marítimo.

Inmigrantes descansando luego de ser rescatados de un naufragio (REUTERS/Jon Nazca)
Inmigrantes descansando luego de ser rescatados de un naufragio (REUTERS/Jon Nazca)

El mismo buque de Frontex recató poco después a otras 57 personas de una segunda patera.

Otra embarcación fue interceptada con 72 inmigrantes a bordo (con doce mujeres y cuatro niños) y una cuarta con 52 personas (incluidas cuatro mujeres).

Salvamento Marítimo ha localizado a un quinto barco que aún no ha sido rescatado.

Migrantes siendo atendidos por una médica de la Cruz Roja.
Migrantes siendo atendidos por una médica de la Cruz Roja.

La entrada de inmigrantes a España a través del mar se ha triplicado en lo que va de año, hasta alcanzar 33.215 personas hasta el 15 de septiembre, frente a los 11.464 inmigrantes que llegaron en el mismo periodo de 2017.

La mayoría llegó a través del Mediterráneo, aunque algunos también lo hicieron por las Islas Canarias (Océano Atlántico), según datos del Ministerio español del Interior.

En los últimos años ha aumentado el número de inmigrantes que llegaron a España a través del Mediterráneo, algo que el Ministerio de Interior atribuye al cambio de tendencia de las rutas oriental y central hacia la occidental, que comenzó en 2015.

REUTERS/Jon Nazca
REUTERS/Jon Nazca

Tradicionalmente hay cuatro rutas empleadas por la inmigración irregular en el Mediterráneo: la Occidental, que conduce a España, la de los Balcanes Occidentales, la Oriental, con destino a Grecia, y la Central, que se dirige a Italia.

En los últimos años, las guerras y crisis económicas en varios países de África empujaron a miles de personas a arriesgar sus vidas intentado llegar a Europa. La enorme afluencia de migrantes ha creado una crisis política sin precedentes en la Unión Europea, con diferencias entre los miembros del bloque sobre cómo reaccionar ante el fenómeno.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: