Benjamin Netanyahu (AFP)
Benjamin Netanyahu (AFP)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, insistió el miércoles con que su país "sigue trabajando para evitar el afianzamiento militar iraní en Siria" y aseguró que el Ejército "seguirá actuando" para impedirlo.

"El Ejército israelí seguirá tomando medidas firmes y decididas contra los intentos de Irán de estacionar fuerzas y sistemas avanzados de armamentos en Siria. Ningún acuerdo entre Siria e Irán nos detendrá, ni ninguna amenaza", dijo el miércoles en un centro de investigación nuclear del desierto del Néguev que fue renombrado como Simón Peres.

En un comunicado, Netanyahu aseguró que el país "trabaja par evitar el afianzamiento militar", "no desistirá de ese objetivo" y en el ámbito diplomático, seguirá "poniendo presión sobre el peligroso, extremista régimen en Irán".

El jefe de Gobierno celebró que existe un proceso de "normalización" entre Israel y "los principales países del mundo árabe", algo "imposible de imaginar hace unos años" y que alimenta "la esperanza de que el ciclo de paz sea completado", aunque señaló que aún hay "muchos enemigos en la región y más allá".

Los territorios de los Altos del Golán (REUTERS/Ammar Awad)
Los territorios de los Altos del Golán (REUTERS/Ammar Awad)

"A cualquiera que trate de herirnos, le heriremos. No estoy soltando eslóganes. Estoy describiendo una política persistente, clara y determinada. Es nuestra política. Está respaldada por el despliegue adecuado, equipamiento, preparación y -cuando sea necesario- las órdenes adecuadas", añadió.

El mandatario ha denunciado que Teherán quiere aprovechar el conflicto sirio para abrir un frente contra su país en los Altos del Golán, la meseta siria cuya parte occidental Israel ocupa desde la Guerra de los Seis Días de 1967, y las autoridades israelíes no han dudado en atacar objetivos iraníes en Siria para impedir que Teherán establezca sus bases cerca de sus fronteras.

Además, considera a la república islámica su mayor "amenaza existencial" y se opone al pacto nuclear iraní que limita y vigila el programa atómico a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales contra Teherán que fue firmado en 2015 por Francia, Alemania, Reino Unido, Rusia, China y EEUU, y que este último abandonó en mayo.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: