Un combatiente de las SDF en Raqqa, ex capital del Estado Islámico (Reuters)
Un combatiente de las SDF en Raqqa, ex capital del Estado Islámico (Reuters)

Las fuerzas de seguridad de Raqqa, en el norte de Siria, instauraron a partir de este domingo un toque de queda de 48 horas para prevenir eventuales ataques el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS).

Raqqa, ex capital de los yihadistas durante su período de mayor expansión en Siria e Irak, fue liberada en octubre de 2017 por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, en inglés), una alianza kurdo-árabe apoyada por Estados Unidos, tras cuatro meses de feroces combates.

Las fuerzas de seguridad afirmaron en un comunicado que recibieron informaciones de que "grupos terroristas" vinculados al ISIS habían entrado en la ciudad para lanzar ataques.

Integrantes de la alianza Fuerzas de Siria Democrática celebran la liberación de Raqqa, en octubre de 2017 (AFP)
Integrantes de la alianza Fuerzas de Siria Democrática celebran la liberación de Raqqa, en octubre de 2017 (AFP)

Por lo tanto, se decidió decretar el "estado de emergencia y un toque de queda en la ciudad de Raqqa a partir de las 05:00 (02:00 GMT) del domingo hasta las 05:00 del martes", indicó el comunicado de las fuerzas policiales.

Tras la captura de Raqqa la campaña contra el ISIS se trasladó al este, en la zona fronteriza con Irak, donde las SDF se encuentran aún combatiendo contra bolsones de resistencia de los terrorista.

Pero en las últimas semanas los yihadistas están intentado llevar la lucha de vuelta a la ciudad mediante atacantes suicidadas y bombas improvisadas.

El viernes el ISIS reclamó la autoría sobre un ataque en Raqqa, el primero de envergadura desde ser expulsados en octubre, mediante sus canales de propaganda en redes sociales.

Mientras que a comienzos de mes cinco oficiales de policía de las SDF murieron cuando estalló un dispositivo explosivo improvisado, aunque ningún grupo reclamó el crédito.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: