El precio será de USD 1,15 por trayecto
El precio será de USD 1,15 por trayecto

Los bulevares de París, que ya cuentan con una gran variedad de medios de transporte, contarán a partir del viernes con un nuevo servicio de monopatines eléctricos en libre servicio, ya disponible en Estados Unidos y que ahora busca conquistar Europa.

La empresa Lime, con sede en California, comenzará con el lanzamiento de un servicio piloto, de unos cien monopatines, en dos céntricos distritos de París, el I y el VI, antes de desplegarlos en toda la capital.

"Nuestra flota crecerá rápidamente para responder a la demanda", dijo el director de Lime para Francia, Arthur-Louis Jacquier

La 'start-up' estadounidense, que ya propone servicios de bicicletas de libre servicio en Berlín y Frankfurt, tiene grandes ambiciones en Europa, donde compite con otros rivales estadounidenses como Bird.

Estos nuevos monopatines llegan cuando París enfrenta problemas con sus dos principales innovaciones en el sector del transporte en la última década.

El servicio de sistemas de alquiler de biciletas compartidas Velib', lanzado en 2007, se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los parisinos. Un reciente cambio de operador ha generado importantes problemas para los usuarios, incluyendo problemas de escasez y de funcionamiento de la aplicación de reservación.

Asimismo, el sistema de alquiler de vehículos eléctricos compartidos Autolib', lanzado en 2011, podría cerrar debido a grandes pérdidas que ni el operador privado Bolloré ni las autoridades locales están dispuestas a compensar.

El organismo público que supervisa el servicio se reunirá el jueves y podría votar la ruptura del contrato con Bolloré, lo que dejaría a sus 150.000 usuarios en la estacada.

Las autoridades de la ciudad de París calculan que la pérdida sufrida por la ruptura del contrato se elevaría a "varias decenas de millones de euros", mientras que Bolloré, propiedad del magnate francés Vincent Bolloré, calcula que será de hasta 300 millones.

"Primicia mundial" y símbolo de la modernidad, Autolib' no logró seducir por completo a los parisinos, sobre todo frente a otros medios de transporte, como las bicicletas eléctricas, los servicios de taxi tipo Uber y de choferes privados, que se han desarrollado en los últimos años.

Cuando fue lanzado, Bolloré esperaba generar beneficios de al menos 56 millones de euros por año, pero rápidamente anunció pérdidas.

Lime y otros operadores privados buscan sacar provecho de los problemas de Velib' y Autolib', financiados con dinero público.

Concretamente, los usuarios de Lime en París podrán localizar los monopatines disponibles gracias a una aplicaciones en sus móviles. El precio será de USD 1,15 dólares por trayecto, más 15 céntimos por minuto. Un trayecto promedio costará entre USD 3 a USD 4.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: