Kim Jong-un en una planta nuclear norcoreana (KCNA via REUTERS)
Kim Jong-un en una planta nuclear norcoreana (KCNA via REUTERS)

Un nuevo informe de la Agencia Central Inteligencia de EEUU (CIA) concluyó que Corea del Norte no pretende abandonar sus armas nucleares en el corto plazo, según revelaron tres funcionarios a la cadena NBC News.

Y en un extraño giro de la historia entre Trump y Kim Jong-un, la CIA estaría revisando una lista de posibles concesiones de Corea del Norte que incluye la posibilidad de que el régimen comunista considere ofrecer a EEUU la apertura de una franquicia de hamburguesería occidental en Pyongyang como muestra de su buena voluntad para dialogar.

Esta oferta sugiere que el dictador norcoreano Kim Jong-un está interesado en tener un gesto pacífico con un país cuyo amor por las hamburguesas es bien conocido.

En cuanto al programa nuclear, el análisis de la CIA sugiere que un objetivo inmediato más realista sería convencer a Kim de deshacerse de los progresos recientes en su desarrollo de armas. Porque aún no está claro si aceptaría la desnuclearización total que pide Trump y sus aliados.

"Si los norcoreanos no emiten una declaración que establezca la desnuclearización, es decir, deshacerse por completo de sus armas nucleares y someterlas a control por elementos internacionales, entonces no creo que vayamos a ir muy lejos", declaró Chris Hill, un ex embajador en Corea del Sur, a la cadena MSNBC.

Donald Trump y Shinzo Abe (Reuters)
Donald Trump y Shinzo Abe (Reuters)

Por otro lado, el presidente estadounidense Donald Trump recibirá al primer ministro nipón, Shinzo Abe, el próximo 7 de junio en Casa Blanca para seguir con la "activa preparación" de la cumbre con Kim Jong-un el 12 de junio en Singapur.

Trump destacó este martes la "sólida respuesta" a la misiva enviada a Kim la pasada semana, en la que anunciaba de manera sorpresiva la suspensión del encuentro anunciado en Singapur por la "hostilidad" de Pyongyang, pero dejaba abierta la disposición a seguir conversando.

De celebrarse, la reunión supondría el primer encuentro en la historia de mandatarios de EEUU y Corea del Norte tras casi 70 años de confrontación iniciados con la Guerra de Corea (1950-1953) y de 25 años de negociaciones fallidas a cuenta del programa atómico de Pyongyang.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: