(Reuters)
(Reuters)

Europa se apresura en alcanzar un plan que, aparentemente, contendrá a Teherán. Sin embargo, lo que la Unión Europea está intentando es evitar que EEUU cancele el Acuerdo firmado por el Grupo 5+1 sobre el dossier nuclear iraní antes de que el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, vice primer ministro y ministro de Defensa del reino, se reúna con el presidente estadounidense a fin de mes. Así ha informado el pasado lunes el diario saudita As Sharq al-Awsat.

Según Reuters, "las nuevas reuniones del príncipe Mohammed con enviados de Washington aumenta el temor de Europa en materia de la decisión estadounidense de imponer sanciones a Irán, lo que eventualmente podría llevar a la cancelación del Acuerdo nuclear firmado por el ex presidente Barack Obama".

EEUU y Arabia Saudita están hablando de un Plan de Acción Integral Conjunto para frenar el caos y la expansión del terrorismo en Siria y Yemen.

El Acuerdo fue firmado en 2015 por el régimen iraní y el Grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas más Alemania). No obstante, EEUU y Arabia Saudita están hablando de un Plan de Acción Integral Conjunto para frenar el caos y la expansión del terrorismo en Siria y Yemen. La puesta en práctica de ese plan, más las declaraciones recientes del príncipe Bin Salman sobre el reconocimiento y el derecho de Israel a tener su Estado en su propia tierra, según publicó días pasados el periódico The Atlantic, supone que el Acuerdo pende de un hilo; publicó el As Shark al-Awsat.

Irán acordó congelar una parte de sus actividades de enriquecimiento nuclear a cambio de la reducción de las sanciones económicas. Sin embargo, la actividad militar de Irán en la región aumentó. El régimen continuó trabajando en el avance de su sistema de misiles balísticos (capaz de transportar una cabeza nuclear) e incumplió una serie de compromisos emergentes del Acuerdo.

Hasan Rohani, durante la exhibición de los misiles persas
Hasan Rohani, durante la exhibición de los misiles persas

"Desde el mismo día de la firma, todos se han dado cuenta de que el Acuerdo ha causado más caos y guerras, que aumentó el dominio del régimen iraní dentro y más allá de sus fronteras. Todo esto es contrario a la visión de Occidente en cuanto a que Teherán abandonaría su política hostil y se centraría en el desarrollo y la paz a cambio de los 150.000.000 millones de dólares que recibió de la administración Obama", declaró Bin Salman en un comunicado dado a conocer el lunes por su oficina.

Desde el mismo día de la firma, todos se han dado cuenta de que el Acuerdo ha causado más caos y guerras, que aumentó el dominio del régimen iraní dentro y más allá de sus fronteras

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y de la aparición en la escena política internacional del príncipe Mohammed, la situación cambió drásticamente desde el anuncio del Príncipe dando a conocer que se unirá con EEUU y con Israel, de ser necesario, para ir contra el terrorismo y el expansionismo apoyado y ejecutado por Irán.

Bin Salman ha dicho en su comunicado que "el Acuerdo perdió su santidad y razón de existir desde el momento en que Irán es responsable de los disparos de misiles sobre Riad por parte de los rebeldes hutíes desde Yemen"."Toda Europa puede inclinarse ante el Guía Supremo en Teherán y continuar trabajando con él; pero nosotros finalmente tendremos la última palabra junto con nuestros aliados y socios respecto de neutralizar su conducta en favor del terrorismo", agregó el ministro de Defensa saudita.

"El problema no radica en el Acuerdo en sí, sino en la naturaleza del régimen iraní. Los estadounidenses están luchando en Irak y Siria debido a la infiltración de Irán allí. Arabia Saudita está luchando en Yemen para defenderse y salvar a Yemen del golpe respaldado por Irán", agregó Mohammed bin Salman.

Europa, que quiere evitar una confrontación a toda costa, finalmente descubrió que Trump y sus aliados en la región están decididos a cancelar el acuerdo nuclear por el incumplimiento de la República Islámica. Pero Europa intenta complacer a ambas partes mediante la introducción de un nuevo plan que controle el avance de Irán en su programa de misiles balísticos y restrinja las actividades iraníes en Irak, Siria y Yemen. El nuevo plan de Europa, que se filtró a Reuters, promete imponer sanciones a una lista de personas del régimen khomeinista.

Para los estadounidenses: "el plan europeo es débil". Para los sauditas lo que pretende la UE es "teatral", ya que todos los involucrados en el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, el Ejército y la inteligencia iraní, no viven en Occidente, por lo tanto no se verán afectados por esas nuevas sanciones.

Bin Salman está convencido de que el régimen iraní no retrocederá a menos que se tomen medidas serias para contenerlo

Bin Salman está convencido de que el régimen iraní no retrocederá a menos que se tomen medidas serias para contenerlo. El saudita recordó la razón por la cual el régimen chiita de Teherán acordó negociar y llegar a un acuerdo nuclear. "En primer lugar, las sanciones económicas lo habían sofocado hasta el borde del colapso. Así, se vio obligado a solicitar negociaciones y propuso detener su programa nuclear a pesar de sus declaraciones previas de que tales medidas constituyen una violación de la soberanía de Irán". "Al final, el régimen iraní acordó sentarse y negociar sobre su programa nuclear y firmó el acuerdo, pero los negociadores occidentales de ese momento aprobaron un tratado apresurado y deficiente".

El diario saudita informó también que "la administración Trump y el príncipe Mohammed se cuidarán de reformar el acuerdo, pero no de cancelarlo si se trata de poner fin a 40 años de caos y de financiación de grupos terroristas en la región".

El nuevo acuerdo, por lo tanto, no se limitará a controlar la actividad de enriquecimiento nuclear, ni el programa de misiles balísticos de largo alcance de Teherán sino de detener la agenda de Irán de exportar la violencia, el caos y el terrorismo.