Tiangong-1 fue lanzada en 2011, pero China la declaró “fuera de servicio” en 2016. Ahora cae sin control
Tiangong-1 fue lanzada en 2011, pero China la declaró “fuera de servicio” en 2016. Ahora cae sin control

El mundo se prepara para seguir paso a paso otro caso de basura espacial de gran tamaño que está por caer a la superficie terrestre sin tener certeza de dónde y cuándo.

Esta vez se trata de la estación espacial china Tiangong-1, que pesa ocho toneladas y tiene el tamaño aproximado de un autobús escolar.

Se espera que la mayor parte se incendie al entrar en contacto con la atmósfera a gran velocidad, aunque no se puede descartar que partes de gran tamaño impacten contra la superficie terrestre, ya sea en un sector continental o en el mar.

El proceso de desintegración de Tiangong-1 comienza a 80 kilómetros de altura y los restos caerían en un área de 2000 km por 70 km
El proceso de desintegración de Tiangong-1 comienza a 80 kilómetros de altura y los restos caerían en un área de 2000 km por 70 km

La incertidumbre sobre el lugar y el momento aún persiste, ya que desde el 16 de marzo de 2016 se sabe que China perdió el control de la estación.

Según Aerospace, corporación que sirve a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, la fecha estimativa de la caída es el 1 de abril a las 7:15 GMT, aunque advierte un fallo en los cálculos de +/- 20 horas.

Además ha publicado el mapa de las trayectorias que sigue Tiangong-1, aún orbitando la Tierra. En alguno de esos puntos se espera que comience su descomposición.

La trayectoria de Tiangong-1. El punto rojo indica el lugar donde se encontraba este viernes a las 6:11 AM GMT
La trayectoria de Tiangong-1. El punto rojo indica el lugar donde se encontraba este viernes a las 6:11 AM GMT

En un gráfico más amplio, indica también cómo va perdiendo altitud: en las próximas 72 horas pasará de 200 kilómetros a 160.

Las curvas de arriba a la derecha indican el descenso en kilómetros, abajo al centro está la ubicación terrestre de los sensores que la monitorean
Las curvas de arriba a la derecha indican el descenso en kilómetros, abajo al centro está la ubicación terrestre de los sensores que la monitorean

Otras predicciones indican que la zonas en las que puede caer están en los extremos (pintados de amarillo en el siguiente mapa).

Los cálculos de la ESA. En amarillo, la franja con mayor probabilidad de que caigan los restos espaciales. La zona verde es poco probable. Y la azul no corre riesgo
Los cálculos de la ESA. En amarillo, la franja con mayor probabilidad de que caigan los restos espaciales. La zona verde es poco probable. Y la azul no corre riesgo

Es muy improbable que los desechos afecten a un ser humano, pero sin embargo hay antecedentes. En 1998, restos de cohete norteamericano Delta golpearon a una mujer en Oklahoma.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: