Ahmadreza Djalali
Ahmadreza Djalali

Expertos independientes de la ONU en derechos humanos reiteraron su llamamiento a Irán para que anule la sentencia de muerte impuesta al académico Ahmadreza Djalali, después de que se rechazara su recurso contra la condena.

"Instamos urgentemente a Irán a anular la pena de muerte impuesta al doctor Djalali, ya que el Estado aparentemente no ha cumplido sus obligaciones internacionales en cuanto a un juicio justo y al derecho al recurso" judicial, indicaron cuatro relatores en un comunicado conjunto.

Se trata del presidente del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias, José Antonio Guevara Bermúdez, y de los relatores sobre tortura y otros tratos inhumanos, crueles o degradantes, Nils Melzer; sobre ejecuciones sumarias o arbitrarias, Agnes Callamard, y sobre la situación de los derechos humanos en Irán, Asma Jahangir.

Ahmadreza Djalali con su esposa, Vida (Facebook)
Ahmadreza Djalali con su esposa, Vida (Facebook)

"Nos preocupan profundamente las informaciones de los abogados del doctor Djalali acerca del rechazo por parte del Tribunal Supremo de la proposición para revisar su sentencia de muerte, aparentemente sin ningún proceso de revisión o explicación", recalcaron.

Ello, añadieron, va en contra de las obligaciones de Irán bajo el Derecho Internacional "y lo condenamos enérgicamente".

Djalali es profesor, médico e investigador en medicina en situaciones de desastres y es residente en Suecia. Fue detenido en abril de 2016 en Irán, donde durante 10 meses no se formularon cargos contra él.

Ahmadreza Djalali junto con el grupo de investigadores del Centro de Investigación en Medicina de Desastres (Crimedin) de la Universidad del Piemonte Orientale, en Italia
Ahmadreza Djalali junto con el grupo de investigadores del Centro de Investigación en Medicina de Desastres (Crimedin) de la Universidad del Piemonte Orientale, en Italia

El Gobierno respondió a los expertos de la ONU en febrero de 2017 que Djalali fue acusado de "corrupción" y que había podido mantener reuniones con sus abogados y conversaciones con su familia.

No obstante, las informaciones que manejan los relatores es que el profesor y médico no tuvo derecho a un juicio justo y estuvo detenido incomunicado, sin acceso a abogados y obligado a confesar.

Según señalaron en diciembre los mismos relatores, finalmente fue acusado de espionaje.

LEA MÁS: