Francia volvió a condenar la influencia de Irán en la guerra siria. El ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, exigió este miércoles que las milicias respaldadas por el régimen persa y el grupo terrorista libanés Hezbollah, apoyado por Teherán, abandonen Siria, donde actúan a favor del régimen de Bashar al Assad.

El diplomático, en diálogo con la cadena de televisión local BFM, acusó tanto a iraníes como turcos de violar el derecho internacional.

Aunque no pidió puntualmente la retirada de Turquía de su ofensiva contra las milicias kurdas, Le Drian consideró que Ankara "no debería empeorar el conflicto".

"Garantizar la seguridad de sus fronteras no significa matar civiles y eso debería condenarse. En una situación peligrosa como la de Siria, Turquía no debería añadir guerra a la guerra", argumentó.

Le Drian agregó que el derecho internacional "está siendo violado por Turquía, el régimen de Damasco, Irán y aquellos que están atacando Gouta e Idlib".

Jean-Yves Le Drian
Jean-Yves Le Drian

El ministro de Exteriores francés hizo hincapié en los recientes ataques por parte de las fuerzas de Al Assad en esas regiones de Siria, y apuntó que hay indicios de que el régimen utilizó gases tóxicos contra los civiles.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció este martes que iniciará una investigación sobre los recientes reportes de ataques químicos en zonas rebeldes de Siria.

La comisión que indaga en violaciones de derechos humanos en Siria dentro del organismo aseguró haber recibido "múltiples denuncias, que está ahora investigando, sobre el uso de bombas cargadas con gas cloro y utilizadas en los pueblos de Saraqeb, en Idlib, y Douma, en Gouta oriental".

Los residentes de estas dos ciudades, ambas controladas por rebeldes, han acusado a las tropas siria de estar detrás de los dos ataques en Gouta Oriental y del realizado en Idlib. El químico indicado es el gas cloro, aunque en el pasado el régimen sirio ha utilizado también el agente nervioso sarín.

LEA MÁS: