Las gradas estaban repletas para asistir al espectáculo circense. Una reconocida compañía kazaja presentaba Cuento de Año Nuevo el sábado previo a la Nochebuena.

La primera mitad del show transcurrió sin sobresaltos. Sin embargo, un dramático accidente forzó su súbita interrupción.

Una gimnasta estaba deleitando al público con las acrobacias que hacía envolviéndose en una red cuando se resbaló y cayó al centro del escenario. Inmediatamente fueron a asistirla sus compañeros. Una ambulancia la trasladó a un hospital minutos más tarde.

El administrador del circo contó que entró caminando y que se sentía relativamente bien. Sin embargo, el parte médico indicó que sufrió una contusión cerebral y fracturas en distintas partes del cuerpo. De todos modos, está fuera de peligro y se espera una recuperación plena.

LEA MÁS: