Escándalo en España: una senadora posó semidesnuda

Elvira García posó con la bandera de Álava, su ciudad en el país vasco, para la revista Interviú en medio de las agitaciones secesionistas en la península ibérica. "Con otro Senado Cataluña no se iría", consideró la parlamentaria independiente que fue expulsada de Podemos tras un escándalo por el pago del alquiler de su departamento

 
Elvira García aceptó posar para la revista española de actualidad (Interviú)
Elvira García aceptó posar para la revista española de actualidad (Interviú)

La senadora que ganó por Podemos, Elvira García, posó en forma sugerente con una bandera de su región en el país vasco, España, para ilustrar una entrevista en el último número de la icónica revista Interviú aparecido este lunes.

Desnuda sobre un prado y envuelta sólo por la bandera de Álava, su ciudad en Euskadi, García se convirtió en la primera parlamentaria en democracia que se retrata en esta forma atrevida en la publicación."Ha querido posar así, con la bandera de Álava, su tierra", señaló Interviú.

"Para los vascos, la independencia no es prioritaria", dijo en la entrevista para sellar la polémica en un país que atraviesa fuertes tensiones nacionalistas debido al proceso de secesión en Cataluña.

"Con otro Senado Cataluña no se iría", destacó, aunque adelantó que no votará por el artículo 155 con el que Madrid podría llamar a elecciones en la región ya que "sigue apostando por el diálogo".

Según recuerda El País, algunas concejalas y tenientes de alcalde españolas ya habían aceptado quitarse la ropa para Interviú, pero nunca una política de tan alto rango.

 
La tapa de la edición de octubre de la revista (Interviú)
La tapa de la edición de octubre de la revista (Interviú)

Viruka, como García es más comúnmente conocida, arrastra otro escándalo de cuando aún militaba en las filas del populista Podemos. En ese entonces cobraba unos 5.600 euros al mes por su cargo en la Cámara Alta de España, un salario nada despreciable en la península ibérica, pero se supo entonces que habitaba una vivienda social del gobierno vasco en Vitoria, con una cuota de sólo 160 euros que de todas formas no pagaba.

Tras la revelación tomó sus cosas y su salario y se instaló en un departamento en la zona más exclusiva de la ciudad al tiempo que ofreció confusas explicaciones.

Podemos probó su propia teoría sobre la inconsciencia y oportunismo de Viruka pero también su "pérdida de sentido de la realidad" tras llegar a una situación muy confortable luego de una vida difícil. Y luego la expulsó de sus filas.

Podemos expulsó a Garcíoa tras un escándalo por el pago de su alquiler. En la foto el líder del partido populista Pablo Iglesias
Podemos expulsó a Garcíoa tras un escándalo por el pago de su alquiler. En la foto el líder del partido populista Pablo Iglesias

Al respecto, la senadora explicó a Interviú que no pagaba su alquiler porque creía que lo hacía su ex marido y rechazó haber sido expulsada.

"Me marché al ver la falta de apoyo que sentí cuando se enteraron de lo de mi denuncia por violencia de género", en relación a una acusación contra su ex marido.

Actualmente García forma parte del Grupo Mixto, que reúne a los parlamentarios que han sido expulsados de sus partido o que no cumplen requisitos para formar parte de un grupo convencional.

Dice "no llevarse mal" con la ideología de Podemos a pesar del quiebre, aunque lamenta la "guerra interna" y la "batalla de egos" en el fuerza populista liderada por Pablo Iglesias y surgida de las protestas de los indignados en 2011.

LEA MÁS: