La criatura sin rostro y desconocida para la ciencia hallada en un abismo marino

Una expedición australiana descubrió cientos de especies nuevas desconocidas por la ciencia hasta ahora

Científicos australianos hallaron una extraña criatura marina sin rostro en una exploración llevada adelante en el océano Pacífico. El descubrimiento se produjo en uno de los más inhóspitos abismos, y la misión fue encabezada por Tim O'Hara, jefe científico de la Sampling the Abyss Expedition.

"No hemos encontrado monstruos marinos todavía, pero estamos buscando y manteniendo nuestros ojos abiertos", indicó O'Hara en declaraciones a 9News. La expedición se realizó a cuatro kilómetros de profundidad en uno de los abismos más grandes de la Tierra.

El pez fue hallado por un grupo de científicos que se sumergió en un abismo marino en Australia. No tiene rostro y se alimenta gracias a su olfato (AFP)
El pez fue hallado por un grupo de científicos que se sumergió en un abismo marino en Australia. No tiene rostro y se alimenta gracias a su olfato (AFP)
El grupo de investigadores halló miles de especies. Un tercio de ellas eran desconocidas para el mundo científico (AFP)
El grupo de investigadores halló miles de especies. Un tercio de ellas eran desconocidas para el mundo científico (AFP)
La misión subsidiada por el gobierno australiano estuvo encabezada por Tim O’Hara (AFP)
La misión subsidiada por el gobierno australiano estuvo encabezada por Tim O’Hara (AFP)

Entre las raras especies que pudieron encontrar durante el mes que estuvieron en la misión, O'Hara dijo que había un pez sin rostro que fue capturado por él y su equipo del Museo de Victoria. "Hemos encontrado desde estrellas de mar hasta peces sin cara que parecen alienígenas. Todo allí en las profundidades viven sin luz y con temperaturas heladas. No tienen ojos, porque usan su olfato para atrapar a sus presas", añadió el biólogo marino.

La captura del pez sin rostro recorrió el mundo. Fue una de las mayores atracciones de la exploración subsidiada por el gobierno australiano y de la que participó la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth. La misión consistía en entender mejor la biodiversidad que existe en los abismos que rodean a Australia.

"Fue toda una experiencia vivirlo. Encontramos miles de especímenes y diría que al menos un tercio de ellos nunca habían sido vistos antes", dijo O'Hara, y concluyó: "Todavía mantenemos nuestros ojos abiertos… quién sabe qué hay allí abajo".

LEA MÁS:

TE PUEDE INTERESAR