Pro Lubov, un popular talk show grabado en Moscú, estaba por comenzar. Detrás de cámara, invitados y miembros del equipo de producción se preparaban para salir al aire.

Entre ellos, estaba Bonya, una osa a la que habían disfrazado de bailarina flamenca para hacerla participar de una rutina. El video, registrado por una persona que estaba en el estudio, muestra al entrenador dándole de comer a Bonya, en lo que parece un intento por mantenerla contenta y bajo control.

Entonces ocurrió lo que no debía pasar. La presentadora del programa se acercó por detrás y tocó sutilmente a la osa, que interpretó el gesto como una amenaza y reaccionó violentamente. Le arrojó un manotazo y sus garras se enredaron con la ropa de la mujer. Al querer soltarse, la tiró al suelo con mucha fuerza.

"Les advertí que no se acercaran", gritó el entrenador de Bonya. La presentadora, que no resultó gravemente herida, sólo atinó a decir: "Lo siento".