Sentenciaron a tres del Cártel del Noreste por intentar comprar USD 500 mil en armas

Los tres sujetos tenían planeado introducir a México lanzacohetes, rifles de estilo militar y granadas

Agentes estadounidenses fingieron ser traficantes de armas para detenerlos (Foto: Sedena)
Agentes estadounidenses fingieron ser traficantes de armas para detenerlos (Foto: Sedena)

Tres integrantes del Cártel del Noreste fueron encontrados culpables por un juez estadounidense al tratar de comprar y traficar ilegalmente USD 500 mil en armas de alto poder, por lo cual recibirán una sentencia de hasta 20 años en prisión y una multa de hasta USD 1 millón, además de que el dinero en efectivo que utilizarían para comprar las armas fue confiscado.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que Luis Ramos, de 44 años, se declaró culpable por el delito de conspiración para cometer lavado de dinero internacional, mientras que Manuel Pérez Ortíz, de 40 años, y Arturo Mata Jr., de 55, fueron identificados como co-conspiradores, cargos por los cuales también se declararon culpables.

De acuerdo con la información presentada por las autoridades estadounidenses, el Cártel del Noreste (CDN) encomendó a Luis Ramos cruzar la frontera a Laredo, Texas, para comprar “armas de alto poder por un valor de $500,000, incluidas ametralladoras, granadas, rifles de estilo militar y lanzacohetes”.

Las armas estaban destinadas a usarse en la lucha del CDN contra sus rivales, con quienes se disputan diversos territorios en los estados mexicanos de Tamaulipas y Nuevo León, los cuales utilizan para el trasiego de droga hacia Estados Unidos, extorsiones y diversas actividades ilícitas más.

Los tres sentenciados habían asegurado que comprarían un terreno con los USD 500 mil (Foto: Sedena)
Los tres sentenciados habían asegurado que comprarían un terreno con los USD 500 mil (Foto: Sedena)

Agentes estadounidenses actuaron encubierto para la detención de los tres mexicanos, con quienes se reunieron el 19 de junio del 2020, pues se hicieron pasar como “facilitadores de armas con base en EE.UU., a quienes pagarían los USD 500 mil en efectivo, dinero que transportaban en una caja de cartón.

Los dos bandos se reunieron en distintas ocasiones para discutir y detallar la transacción que finalmente se llevaría a cabo en Laredo, lugar en el cual fueron detenidos por agentes estadounidenses, ante quienes argumentaron que portaban la fuerte cantidad de dinero en efectivo para comprar un terreno y posteriormente construir una casa en la entidad.

Posteriormente los tres sujetos admitieron ante la Jueza Federal de Distrito, Diana Saldana, que el USD medio millón que transportaban iba a ser utilizado para comprar armas y posteriormente transportarlas al otro lado de la frontera y, de esta manera, entregarlas a operadores del Cártel del Noreste.

Cada uno enfrenta hasta 20 años de prisión, una posible multa máxima de $1 millón y la confiscación de $500,000. Han estado y permanecerán bajo custodia en espera de esa audiencia”, informó el Departamento de Justicia estadounidense.

Los tres integrantes del CDN enfrentan una pena de 20 años y una multa de USD 1 millón (Foto: EFE)
Los tres integrantes del CDN enfrentan una pena de 20 años y una multa de USD 1 millón (Foto: EFE)

El pasado 20 de abril, un traficante de armas estadounidense fue sentenciado a 12 años de prisión después de haberse declarado culpable de ayudar al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y al Cártel del Noreste a introducir armas a México.

Andrew Scott Pierson fue sentenciado por el juez Brian S. Miller en la corte del Distrito Este de Arkansas, ante quien se declaró culpable en enero de este mismo año, pues fiscales estadounidenses presentaron evidencias que lo incriminaban en los delitos que se le imputaban.

De acuerdo con la información publicada por autoridades estadounidenses, el acusado admitió haber pedido y recibido partes de armas de fuego de Estados Unidos y posteriormente fabricado armas automáticas en México, las cuales comercializaba entre integrantes del CDN Y CJNG.

El acusado se entregó voluntariamente a las autoridades el 10 de diciembre del 2018, después de que cinco de sus cómplices se hubieran declarado culpables por el mismo caso, mientras que el último implicado en el caso aun se encuentra prófugo. Luego de la detención, la policía confirmó que la disponibilidad de armas de fuego del cártel se vio afectada.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR