Secretaría de Salud Jalisco informó del posible primer caso de hepatitis infantil aguda

De igual forma informaron de otro caso sospechoso de Nayarit, quienes son atendidos en hospitales del Área Metropolitana de Guadalajara

La menor se encuentra hospitalizada (Foto: especial)
La menor se encuentra hospitalizada (Foto: especial)

La Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ) notificó un caso sospechoso de hepatitis aguda grave de origen desconocido en una menor de un año y tres meses, el primero en el estado.

Dicho caso fue identificado el pasado primero de mayo en el municipio de Zapotlán El Grande, cuando la menor comenzó a presentar síntomas (fiebre y dificultad para respirar) y fue internada en un hospital público de la ciudad.

La autoridad sanitaria informó que el caso de la menor de edad cumple con los criterios y definición operacional para ser considerado como sospechoso de padecer hepatitis aguda de origen desconocido, aunque continua en estudio para determinar las causas del daño hepático.

Esta detección forma parte de las acciones de Vigilancia Epidemiológica de la SSJ, quienes también atienden un caso sospechoso de Nayarit de un varón de cuatro meses de edad.

La enfermedad se presentó en México por primera vez el 12 de mayo en el estado de Nuevo León (Foto: UNAM)
La enfermedad se presentó en México por primera vez el 12 de mayo en el estado de Nuevo León (Foto: UNAM)

De acuerdo con el comunicado de la dependencia estatal, el menor comenzó a presentar síntomas de estreñimiento, al que después se añadieron diarrea con sangre, vómito y fiebre el pasado 10 de mayo. Al inicio fue atendido en un hospital de Tepic hasta que el 22 de mayo fue trasladado a un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

Ambos pacientes actualmente son atendidos en hospitales del Área Metropolitana de Guadalajara y recalcaron que las autoridades continuarán con la vigilancia epidemiológica para identificar posibles casos de la enfermedad.

Cabe señalar que los casos de hepatitis infantil aguda de origen desconocida iniciaron en Inglaterra y el pasado 12 de mayo se presentaron los primeros cuatro casos de la enfermedad en el estado de Nuevo León.

Esta variante es de origen desconocido (Gettyimages)
Esta variante es de origen desconocido (Gettyimages)

De igual forma, Sinaloa, San Luis Potosí, Coahuila, Durango y ahora Ciudad de México son algunas de las entidades con espera a confirmar los sospechosos.

Ya que en la Ciudad de México se registraron cuatro casos el 18 de mayo, todos menores de 8 años, aunque un día después se anunció la muerte de uno de ellos procedente de Tulancingo.

La hepatitis es la inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis A,B, C, D y E. Se da con mayor frecuencia la de tipo A, la cual afecta particularmente a la población infantil. Se asocia con el agua y alimentos contaminados por heces de alguien infectado, o bien al llevarse a la boca objetos contaminados.

Aunque esta inflamación también puede ser causada por otras enfermedades como la varicela, dengue, COVID-19, alcoholismo y parasitosis intestinal, según informaron en su comunicado. Sin embargo, esta nueva variante es de origen desconocido.

La hepatitis aguda se ha presentado en algunos estados de México Foto: CUARTOSCURO
La hepatitis aguda se ha presentado en algunos estados de México Foto: CUARTOSCURO

Ante estos casos el Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, señaló que no se aplicarán medidas especiales para esta nueva: “lo vamos a estar estudiando, de momento no hay ninguna acción que la población debiera emprender de manera específica” ya que señaló que se desconoce la causante de la nueva variante.

Por su parte, la SSJ recomendó a las madres, padres o tutores de niñas y niños, que ante los síntomas como fiebre, malestar general, dolor abdominal, náusea, vómito o coloración amarillenta de piel (ictericia), acudan de inmediato a su médico o unidad de salud más cercana para recibir atención.

Las medidas para evitar la transmisión de esta enfermedad debe de haber lavado de manos frecuentes después de ir al baño o cambiar un pañal; cubrir boca y nariz al estornudar o toser con el ángulo interno del codo; evitar compartir cubiertos, platos, vasos y alimentos; limpieza constante de juguetes y objetos que los infantes puedan meterse a la boca, y lavar o desinfectar frutas y verduras.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR