López Obrador quiere ser el eterno comandante supremo del Ejército: Loret de Mola

El periodista señaló que la defensa e incorporación a la política del Ejército Mexicano resultarán en la “versión más dura de AMLO” en los próximos 3 años de su gobierno

(Ilustración: Jovani Pérez/ Infobae México)
(Ilustración: Jovani Pérez/ Infobae México)

Las últimas semanas han sido importantes para comprender la futura agenda política del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Entre la polarización en medios que se posicionan a favor y en contra del papel que el Ejército Méxicano adoptará en el resto del sexenio de AMLO, han resaltado aquellas en contra, tal es el caso del periodista Carlos Loret de Mola.

El día de ayer el presidente dió su tercer informe de gobierno, marcando la mitad de su sexenio, desde su llegada al poder en el 2018.

Entre las cosas que se mencionaron en su informe, se abordó la temática de la participación del Ejército Nacional en la política mexicana. Sobre esto el periodista de W Radio afirmó en su columna para el Universal que el mandatario ha defendido la militarización del país.

Luego de que una de las decisiones políticas del gobierno de AMLO fuera dejar bajo el mando del Ejército Mexicano el desarrollo y manejo de los megaproyectos característicos de la 4T -en caso de que la administración actual saliera-, Loret de Mola subrayó que gran parte de la agenda política del país se quedará a cargo del vicepresidente del Ejército, Luis Cresencio Sandoval, quien estará -en palabras del periodista- “encargado de hacer obras, repartir medicinas y vacunas, llevar gas a los hogares, combatir a los delincuentes y hacer cuarteles para la Guardia Nacional”.

El discurso del pasado 1ro de diciembre también se centró en el agradecimiento a los cargos militares, lo cual Loret de Mola considera apoyo a la defensa a ultranza de la militarización del país.

“El discurso del presidente se basó únicamente en palabras vacías, más que un permanente discurso para su gobierno”.

Lo más importante del pasado miércoles fue el argumento de Andrés Manuel, el cual sostuvo que las fuerzas armadas de la nación no derivan de las élites como en otros países, lo cual para el presidente, evita que se centre el poder en manos de pocas personas privilegiadas. Aunado a esto, el mandatario proclamó que los soldados de México por ende son parte del pueblo, es decir, que no pertenecen a élites políticas y económicas del país.

Sobre esto, Loret de Mola comentó que el discurso del mandatario se fundamenta en la completa defensa del cuerpo de fuerzas armadas, mismo que puede derivar en que los próximos 3 años de mandato sea la “versión más dura” del presidente.

Con un discurso de radicalización, el columnista señala que el mandatario no solo se encuentra en “franca campaña” con los militares detrás, sino que no que también es una imposición para no lograr nada a medias.

“Lo dijo con todas sus letras: el presidente no se va a correr al centro, él es de izquierda. Y su interpretación del ser izquierda consiste en radicalizarse, taparse-aún más- ojos y oídos. Para AMLO, llegar a un entendimiento con el otro no es una virtud democrática sino una tibieza de los flacos de espíritu”, resaltó.

Asimismo, señaló que la estrategia de hermanar con las fuerza armadas también es una estrategia política para las elecciones futuras del 2024. En ojos de Loret de Mola, el mandatario “busca ser el eterno comandante supremo de las fuerzas armadas mientras que polariza y divide la oposición por si llega a perder la elección del 2024″.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR