Mario Aburto: las inconsistencias por las que la CNDH pidió a la FGR revisar el caso Colosio

El padre del presunto asesino declaró en una entrevista que tiene 27 años sin ver a su hijo y un mes sin saber de él

Mario Aburto está preso desde 1994 acusado del asesinato del ex candidato presidencial Luis Donaldo Colosio.
Mario Aburto está preso desde 1994 acusado del asesinato del ex candidato presidencial Luis Donaldo Colosio.

Luego de que el martes la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitiera una recomendación a la Fiscalía General de la República (FGR) por actos de tortura contra Mario Aburto, quien está encarcelado por el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en 1994, la familia del presunto asesino reveló que su pariente lleva un mes desaparecido.

Rubén Aburto, padre de Mario, declaró en una entrevista para el medio Milenio, que acudirán a instancias internacionales para garantizar la seguridad de su hijo, además de que se dijo preocupado porque la última vez que tuvo comunicación con Mario, le comentó que estaba entre sus planes ingresar a un recurso legal para obtener su libertad anticipada. A través de un supuesto documento, Aburto comprobaría que fue “un chivo expiatorio.

Hace más de un mes que no habla conmigo, desde que lo cambiaron a Guanajuato, dicen que está en Guanajuato... Hace como siete meses. Hace un mes me dijo que quería que vayamos a verlo, mi esposa, porque le iba a dar unos papeles para que se los llevara a una jueza a Toluca”, comentó Rubén Aburto en la entrevista.

Según información del medio La silla rota, Aburto habría sido trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso), No.12 CPS-Guanajuato en Ocampo, hace un año. Desde ahí, se habría comunicado con la CNDH para acusar que las autoridades federales lo habrían sometido a torturas y le negaron comunicación con el organismo defensor de los derechos humanos.

Luis Donaldo Colosio fue asesinado en marzo de 1994, en Tijuana, Baja California. 
FOTO: ARCHIVO /ELOY VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM
Luis Donaldo Colosio fue asesinado en marzo de 1994, en Tijuana, Baja California. FOTO: ARCHIVO /ELOY VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM

Fue por esto que el martes, la CNDH dirigió una recomendación al fiscal General de la República Alejandro Gertz Manero, y al Comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS), “por violaciones graves a los derechos humanos, a la integridad personal y trato digno, por actos de tortura e incomunicación, así como al debido proceso”.

La CNDH determinó que tras nuevas investigaciones, los actos de tortura contra Mario Aburto se realizaron por parte de elementos de la PGR y del Ministerio Público, entre otros funcionarios. Esto, luego de su detención el 23 de marzo de 1994, en Tijuana, Baja California.

“Las nuevas consideraciones y hallazgos, advierten violaciones graves a derechos humanos, por ello, la CNDH establece que la FGR deberá realizar una investigación del caso que dio origen a la detención y sentencia de la víctima. Esta nueva investigación o la reapertura de la anterior tendrá como finalidad subsanar deficiencias y llegar al pleno esclarecimiento de los hechos”.

Por su parte, Rubén Aburto aseguró que a pesar de que la CNDH ha solicitado en diferentes ocasiones que su hijo sea trasladado a un penal de Baja California, en donde el hombre podría ser visitado por sus familiares, las autoridades han hecho caso omiso a dicha solicitud.

Mario Aburto fue torturado y se le impidió la comunicación con sus familiares, según la CNDH.
FOTO: ARCHIVO /ELOY VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM
Mario Aburto fue torturado y se le impidió la comunicación con sus familiares, según la CNDH. FOTO: ARCHIVO /ELOY VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM

El padre de Mario, dijo en la entrevista, que supuestamente su hijo sería trasladado al centro penitenciario del Hongo, en Tecate, pero eso fue una mentira. “Que según lo iban a cambiar al centro penitenciario de El Hongo, en Tecate, para poder ir a ver a mi hijo, porque ya tenemos más de 27 años sin verlo y entonces dijimos ‘ya lo van a cambiar para acá, pues vamos a ir a verlo, salimos aquí cerquita’, y no, pues puras mentiras”, dijo Rubén.

Y es que en el mes de mayo pasado, se informó que Mario Aburto sería trasladado al penal de El Hongo, en Guanajuato, pero según las declaraciones del padre del presunto asesino no ha sido así.

Fue la misma CNDH quien informó hace unos meses que Aburto sería llevado a la prisión de Baja California, con la intención de dar cumplimiento a un mandato legal y por respeto a sus derechos.

Rubén Aburto señaló que hace tiempo le envió una carta al actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en donde pidió que se abriera de nuevo el caso, sin embargo, AMLO señaló que pasaría la solicitud a la entonces secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien dijo que no había elementos para reabrir el caso.

Rubén Aburto, padre de Mario, dijo que envió una carta a AMLO, pidiéndole reabrir el caso, pero que este lo pasó a Olga Sánchez Cordero, quien dijo no había elementos para retomarlo. FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM
Rubén Aburto, padre de Mario, dijo que envió una carta a AMLO, pidiéndole reabrir el caso, pero que este lo pasó a Olga Sánchez Cordero, quien dijo no había elementos para retomarlo. FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

También dijo que las dificultades para comunicarse con su hijo comenzaron hace más de siete meses, cuando fue trasladado del penal de Huimanguillo, Tabasco, al CEFERESO de Guanajuato, en donde el mismo Mario reveló a su hermano que era maltratado por las autoridades.

Antes de la incomunicación, Mario entregó a su padre un audio en donde reitera su inocencia y dice tener nuevos elementos para que se sepa la verdad en el caso Colosio. “De algo debemos estar convencidos: nosotros evitaremos cualquier pretensión de dar carpetazo al caso Colosio, desde la sociedad al margen complementariamente a las instituciones hemos ido reuniendo una importante cantidad de estudios, de testimonios e indagaciones de libros y artículos publicados inéditos que forman parte del voluminoso expediente del caso Colosio, del libro colectivo de un México que se resiste al engaño y que no desfallece en la búsqueda de la verdad, el castigo y, en su caso, del perdón”, se escucha en el audio de Aburto, el cual está en manos de Milenio.

Y continúa: “A los que sufrimos por parte del gobierno persecución política, porque somos presos políticos y de conciencia, que nos han perseguido como es el caso de su servidor y toda su familia, ya que era algo muy común en el siglo pasado que los gobiernos de corrupción, impunidad y narco política de México y de otros países que inclusive eran gobernados por usurpadores que daban la consigna a otros para que nos siguieran torturando de distintas formas, agarrando de chivos expiatorios a inocentes”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR