Dos cabecillas del Cártel de Sinaloa se declararon culpables de traficar con droga en EEUU

“El Delta” y “Chous”, miembros del Cártel de Sinaloa se declararon culpables de narcotráfico en Estados Unidos. Sus sentencias estarán listan en febrero de 2022

(Foto: REUTERS/Andrew Kelly)
(Foto: REUTERS/Andrew Kelly)

Arturo Shows Urquidi, alias Chous, de 50 años, y Mario Iglesias Villegas, apodado Dos, El 2, Delta, Parka, y/o Grim Reaper, se declararon culpables de narcotráfico en EEUU, según el Departamento de Justicia de ese país.

Ambos, miembros del Cártel de Sinaloa, reconocieron haber traficado cocaína y marihuana y lavado dinero, según se lee en un comunicado.

“Se les acusa de un cargo de conspiración para poseer cocaína y marihuana; un cargo de conspiración para importar cocaína y marihuana; un cargo de conspiración para lavar dinero; y un cargo de conspiración para poseer armas de fuego para promover delitos de tráfico de drogas”.

A El 2 también se le señala de cinco cargos de delitos violentos relacionados con el crimen organizado: el asesinato de un hombre en un país extranjero y un cargo de secuestro.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, Shows era un ex policía del estado de Chihuahua (al norte de México) y trabajó durante mucho tiempo para Ismael el Mayo Zambada. Mientras estuvo involucrado con el Cártel de Sinaloa, la organización importó con éxito miles de kilogramos de cocaína a los Estados Unidos por un valor de más de USD 1.000 millones

Iglesias se convirtió en miembro del grupo criminal de Sinaloa y operó bajo las órdenes de Joaquín el Chapo Guzmán Loera, a principios de 2008.

Iglesias fue jefe de sicario hasta su arresto en 2012. Fue uno de los principales generadores de violencia del país y está ligado a la muerte de miles de personas en Ciudad Juárez, Chihuahua, en el periodo de 2008 a 2011.

Este último cabecilla del narco fue condenado por su participación en el secuestro y eventual asesinato del residente de Horizon City, Sergio Saucedo, y participación en el secuestro y asesinatos de Rafael Morales, Valencia, Jaime Morales Valencia y Guadalupe MoralesArreola, quienes fueron secuestrados frente a una iglesia en Ciudad Juárez poco después de la boda de Rafael Morales Valencia.

Los actos de violencia de El 2 permitieron al Cártel de Sinaloa controlar el corredor de drogas de Juárez e importar con éxito cocaína y marihuana a los Estados Unidos.

La investigación contra los operadores de Sinaloa resultó también en la incautación de cientos de kilogramos de cocaína, miles de libras de marihuana en ciudades de los Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses también aseguraron millones de dólares de las ganancias de la droga. Se decomisaron cientos de armas y miles de casquillos destinados a ser introducidas de contrabando en México para ayudar en las disputas que el Cártel de Sinaloa libra con otras organizaciones, y así poder tomar el control de Juárez y los corredores locales de tráfico de drogas.

La sentencia para Shows está programada para el 10 de febrero de 2022 y la sentencia para Iglesias está programada para el 11 de febrero de 2022.

La DEA, el FBI y la ATF junto con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas - Investigaciones de Seguridad Nacional (ICE-HSI), Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, Departamento de Policía de El Paso, Sheriff de El Paso Office y el Departamento de Seguridad Pública de Texas investigaron este caso. Los fiscales federales adjuntos Antonio Franco, Kristal Wade, Kyle Myers y Michael Williams están procesando la causa.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR