UNAM: el evento que derivó en la autonomía la máxima casa de estudios y su larga lucha por defenderla

Fue en 1929, bajo el mandato del presidente Emilio Portes Gil, que se declaró la autonomía de la UNAM

Gracias a una huelga por parte de estudiantes en 1929, la UNAM consiguió su autonomía. 
FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO. COM
Gracias a una huelga por parte de estudiantes en 1929, la UNAM consiguió su autonomía. FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO. COM

En fechas recientes, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha sido tema de conversación. Esto, por las polémicas declaraciones que ha dado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en sus conferencias de prensa mañaneras del pasado jueves y viernes.

El jueves, el mandatario federal declaró que la UNAM había perdido su esencia, pues ya no había los sociólogos y economistas que había antes, y el viernes declaró que la Universidad se había “derechizado”.

Ante las declaraciones del presidente López Obrador, salieron muchas personas a defender a la institución educativa. Sin embargo, aunque las declaraciones del presidente contra la universidad propongan de cierta forma un cambio en su forma de educar a los jóvenes, la realidad es que nadie puede determinar la forma en que imparte cátedra la UNAM.

Esto se debe, gracias a que es una institución autónoma, esto quiere decir, que de cierta forma se autogobierna, tiene libertad de cátedra, libertad de investigación, de cultura y de enseñanza.

El presidente López Obrador criticó el jueves y viernes a la UNAM. FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM
El presidente López Obrador criticó el jueves y viernes a la UNAM. FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

La historia de la UNAM se remonta al siglo XVI, cuando se fundó la Real Universidad de México, que posteriormente se convirtió en la Real y Pontificia Universidad de México, la cual se considera antecesora de la UNAM. Esta educó a los mexicanos por 300 años, hasta que el emperador Maximiliano de Habsburgo ordenó su cierre en 1865.

Posteriormente, en 1910, el presidente Porfirio Díaz, dio inicio a la Universidad Nacional de México. La inauguración se dio como parte de la conmemoración de los 100 años de la independencia de México, y a cargo del proyecto estuvo Justo Sierra.

Sin embargo, la autonomía de la UNAM se obtuvo hasta 1929, gracias a protestas de estudiantes y profesores de la institución.

Fue el 10 de julio de 1929 que el presidente Emilio Portes Gil promulgó la Ley Orgánica de la UNAM, en donde venía estipulada su autonomía.

La Universidad Nacional de México se fundó en 1910, bajo el mandato de Porfirio Díaz. (Foto: INAH)
La Universidad Nacional de México se fundó en 1910, bajo el mandato de Porfirio Díaz. (Foto: INAH)

En los años 20, la Universidad Nacional de México, fue dirigida por José Vasconcelos, y fue bajo su mandato que la institución educativa comenzó a tener presencia en la vida nacional, y comenzó a ser la institución formadora de las élites políticas e intelectuales del país; además, la matrícula y la calidad de su planta docente aumentaron considerablemente.

En mayo de 1929 estalló una huelga estudiantil, la cual comenzó por algunos cambios que se dieron en los exámenes que se aplicaban de forma anual, y que habían pasado a ser semestrales. Sin embargo, poco tiempo después los huelguistas dejaron atrás esas limitadas demandas y exigieron un cambio a la Ley Orgánica, pues seguía vigente la de 1910. También se pidió un aumento al presupuesto, el cual apenas se había duplicado a pesar de que la matrícula estudiantil había aumentado cinco veces.

La huelga se extendió hasta llegar a las 22 escuelas pertenecientes a la UNAM y 18 mil alumnos.

Tras esto, el gobierno del entonces presidente Emilio Portes Gil, entró a las negociaciones con el alumnado, a través del doctor José Manuel Puig Casauranc, quien fuera secretario de Educación. Luego de escuchar las demandas de los estudiantes, Puig Casauranc recomendó al presidente la pronta solución del conflicto y la prevención de conflictos posteriores mediante “la concesión de una absoluta autonomía técnica, administrativa y económica a la Universidad Nacional”.

La huelga de los estudiantes de la UNAM de 1929, fue un factor clave para que la institución lograra su autonomía. Foto: UNAM
La huelga de los estudiantes de la UNAM de 1929, fue un factor clave para que la institución lograra su autonomía. Foto: UNAM

La autonomía demandada por los estudiantes se entendía como la independencia frente al gobierno y la designación de autoridades en el seno de la institución y con sus propios mecanismos. El tema no era nuevo, pues ya se había discutido de manera amplia en años anteriores.

En 1928 se había formado una comisión de universitarios que redactó un proyecto de Ley Orgánica, cuyos puntos modulares fueron retomados por Portes Gil en la ley expedida en julio de 1929.

El presidente recibió a los líderes huelguistas el 29 de mayo, y les ofreció esa solución, la cual fue recibida con entusiasmo por los universitarios. El 3 de junio iniciaron los debates en el Congreso de la Unión sobre el proyecto de Ley Orgánica enviado por el presidente, que reformaba la de 1910.

El 10 de julio de 1929 se expidió la Ley Orgánica de la UNAM, con carácter independiente desde entonces. Dos días después, en una asamblea estudiantil, se dio por concluida la huelga que duró 68 días.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR