Negativa para efectos crediticios y costos de generación: las advertencias económicas por la reforma eléctrica de AMLO

Desde el terreno económico, las advertencias por la cruzada eléctrica del presidente no paran. Moody’s y Citibanamex son algunas de las entidades que ya se han manifestado de manera contundente al respecto

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se mantiene firme en su cruzada por implementar su ya famosa Reforma Eléctrica en el país. Eso pese a que desde diversos sectores se han manifestado totalmente en contra advirtiendo las consecuencias de una política que, consideran, bastante anticuada y dañina para dicho sector. Políticos, especialistas, expertos, empresarios, economistas... son algunas de las figuras que se han revelado ante esa decisión. Incluso desde el plano internacional. Y una de las alertas más graves viene desde la calificadora de riegos Moody’s.

La agencia advirtió la víspera que la reforma constitucional del sector eléctrico propuesta por el presidente López Obrador es negativa para efectos crediticios.

La iniciativa, presentada el pasado 30 de septiembre por el mandatario al Congreso mexicano , “disminuiría la transparencia operativa, disuadiría la inversión privada, desincentivaría la generación de energías renovables y probablemente aumente el costo total de la electricidad”, dijo Moody’s en un comunicado.

Recordó que la iniciativa propone eliminar la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), dos entes reguladores independientes, los cuales, de acuerdo con la calificadora de riesgo son claves en el desarrollo del sector energético en el país.

Explicó que estos dan “seguridad y estabilidad” a los participantes del mercado.

(Foto: REUTERS/Mike Segar)
(Foto: REUTERS/Mike Segar)

La eliminación de la CNH y de la CRE socavaría la confianza de los inversores porque debilitaría la transparencia y el marco institucional del sector”, apuntó.

Advirtió que si se aprueba la propuesta, la cual se encuentra en la Cámara Baja del Legislativo, es probable que se desencadenen disputas legales internacionales, se afecte la competitividad de la inversión extranjera y los inversionistas se aparten de las prácticas regulatorias acordadas.

Explicó que la iniciativa -que busca darle más fuerza a la Comisión Federal de Electricidad (CFE)- “desincentivaría la inversión en generación renovable, probablemente elevando los costos de la electricidad”, apuntó.

Entre los puntos de la iniciativa de López Obrador está establecer que la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) tenga el 54 % del mercado de generación en el país, regular contratos con empresas privadas y suprimir los reguladores autónomos.

Mientras que el 46 % restante se va a conservar para las empresas particulares para que haya “una auténtica y una verdadera competencia”, según el propio López Obrador.

Al respecto, la calificadora indicó que esto conllevaría la cancelación de permisos de generación de energía y acuerdos de compra de energía, así como la invalidación de plantas de autoabastecimiento, productores independientes de energía y plantas adjudicadas en subasta de contratos de energía a largo plazo.

Además “podría desplazar la generación privada eficiente, renovable y de bajo costo”.

Insistió en que la propuesta de reforma no solo crearía un mercado de electricidad más costoso que aumentaría la necesidad de subsidios, y además impediría el progreso de México en el logro de sus objetivos de energía limpia.

Más advertencias llegaron de la parte bancaria nacional. Myriam Rubalcava, subdirectora de Estudios Económicos de Citibanamex, consideró que en caso de que la iniciativa de reforma eléctrica enviada por el presidente sea aprobada, derivaría en mayores costos en generación eléctrica además de disputas legales, ya que el acto podría considerarse una expropiación indirecta al amparo de tratados internacionales como el que mantienen México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

(Foto: REUTERS / Edgard Garrido)
(Foto: REUTERS / Edgard Garrido)

“Vamos a ver altos costos por todas las demandas que pueden surgir como respuesta de los inversionistas a este cambio de reglas. Bajo el T-MEC, se puede considerar que esto es una expropiación indirecta, dado que hay un cambio muy significativo en las reglas”, advirtió.

Destacó que al dar prioridad a otras energías “vamos a tener ahí un incremento en costos que tendrán que ser absorbidos ya sea a través de un aumento en los precios para el consumidor final o un aumento en subsidios, los costos para la generación de energía en el país van a ser más altos”.

Consideró que la iniciativa sería un retroceso en términos de los avances para tener un ambiente competitivo, por lo que una de las mayores preocupaciones es la desaparición de las instituciones autónomas.

“Algo que más nos preocupa es el cambio institucional dentro de los avances que tuvimos en la reforma anterior. Se crearon las instituciones para poder generar un ambiente que propicia la competencia y mayores inversiones, la eficiencia sobre todo, al eliminar a todas las instituciones que plantea la reforma estamos dando un paso hacia atrás que puede generar mayores ineficiencias. Sí vemos riesgos, riesgos para generar la electricidad que requiere el desarrollo económico, riesgo en términos de costos por estas disputas legales, dijo Rubalcava.

Por su parte, el economista en Jefe y director de Estudios Económicos de Citibanamex, Adrián de la Garza, señaló que ven una afectación negativa de la iniciativa presentada por López Obrador.

“Nuestro escenario central es que esto no se va a aprobar en los términos como se presenta ahora, no nada más por todos estos costos que esperaría la gente en el legislativo valore, sino también en términos de la afectación a las cláusulas del T-MEC y como esto lo valoramos como una reforma que tendería a ser expropiatoria y tendería a afectar los intereses particularmente de extranjeros, de norteamericanos y en ese sentido, violaría las cláusulas del T-MEC”, afirmó.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR