Por su escasa liquidez y dependencia del gobierno: Moody’s responde por qué bajó la calificación de Pemex

La agencia calificadora de riesgo financiero también subrayó que el negocio de refinación solo acarrea más pérdidas que ganancias

(Foto: REUTERS / Daniel Becerril)
(Foto: REUTERS / Daniel Becerril)

Moody´s reaccionó a la inconformidad mostrada por Petróleos Mexicanos (Pemex), ante su anuncio de bajar su calificación de deuda a grado especulativo, y le respondió por qué tomó esa decisión: por su falta de liquidez y dependencia del gobierno mexicano.

“Pemex sigue sin capacidad de generar por sí misma los recursos para pagar sus obligaciones financieras y seguir operando”, sostuvo la vicepresidenta de Finanzas Corporativas de la agencia calificadora de riesgo financiero, Nymia Almeida.

La firma calificadora también reiteró su estimación de que la paraestatal no cuenta con capital suficiente para pagar sus obligaciones, depende del apoyo del gobierno y, además, consideran que los negocios que han cerrado en el tema de refinación solo acarrea más pérdidas que ganancias.

Nymia Almeida señaló que la baja de calificación que dio a la empresa solo refleja “la escasa capacidad que tiene Pemex para generar liquidez”.

Refinería Dos Bocas, Tabasco (Foto: Twitter@SENER_mx)
Refinería Dos Bocas, Tabasco (Foto: Twitter@SENER_mx)

Petróleos Mexicanos (Pemex) lanzó una contundente respuesta a Moody’s, luego de que la calificadora bajara su calificación, y aseguró en diversos puntos que los argumentos fueron completamente contradictorios.

En primer lugar, como podría augurarse, Pemex expresó su total desacuerdo por la decisión recientemente tomada, mientras en un segundo punto aseguró que se trata de un tema técnico y metodológico.

Es decir, aseguraron que la calificación de Moody’s tiene su base en “el elevado riesgo de pago de los vencimientos de deuda” de la empresa petrolera estatal, pero Pemex aseguró que tienen evidencia documental donde se concretó que el gobierno federal apoyará en el pago de los vencimientos de 2021, así como de todo el resto de la administración.

Además, informó que dichas aportaciones vendrás desde la Secretaría de Energía, a la cual la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le amplió el gasto programable del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2021 para dicho objetivo.

El logo de Moody's en Nueva York, Estados Unidos (Foto: REUTERS/Mike Segar)
El logo de Moody's en Nueva York, Estados Unidos (Foto: REUTERS/Mike Segar)

Hasta el momento, aclararon, se han recibido 64,124 millones de pesos, mismos que fueron destinados en su totalidad al pago de los vencimientos de la deuda del periodo enero-julio del año 2021. En este sentido, confirmaron, esperan que para el cuarto trimestre del año se haya recibido el total de las aportaciones para “completar el pago de las amortizaciones de la deuda programadas para 2021″.

Por otra parte, en cuanto a los vencimientos de la deuda para el periodo de 2021, aseguraron que se hicieron diversas mejoras que provocaron una disminución de los nueve mil millones de dólares en promedio, a los seis mil millones de dólares, deuda que, enfatizaron, “no contrató esta administración”.

Otro de los temas tocados por Moody’s fue sobre la expansión de la capacidad de refinación, pues indicaron que podría en riesgo la generación de flujo de efectivo. Sin embargo, Pemex reveló en su comunicado que tanto la refinería Dos Bocas, como la compra de Deer Park, en Texas, son totalmente fondeadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, por lo que no impactarán presupuestalmente en el balance financiero.

Por lo anterior, informaron “el argumento central en el cual se basa la decisión de Moody’s, representa una contradicción dado que por un lado reconoce los apoyos del Gobierno Federal y por otro considera un elevado riesgo de liquidez para cubrir las amortizaciones de la deuda que serán cubiertas precisamente por dichos apoyos federales”.

(Foto: TWITTER)
(Foto: TWITTER)

En este contexto, Pemex también decidió proceder de manera legal, pues se acogieron “al procedimiento de apelación disponible para las emisoras”, con el objetivo de que Moody’s reconsidere " las conclusiones sobre las calificaciones de referencia”; sin embargo, la empresa se negó a la revisión y ratificaron la calificación.

Pero ahí no acabaron las cosas, pues ahora Pemex ha solicitado información relevante alrededor de las métricas de indicadores de solvencia o las utilizadas para llegar a la conclusión que publicaron sobre la empresa petrolera; esta petición incluye “de manera enunciativa mas no limitativa, los análisis y razonamientos de conformidad con los documentos denominados “Integrated Oil and Gas Methodology” (23 de septiembre de 2019) y Government-Related Issuers Methodology” (21 de febrero de 2021) emitidos por la calificadora, entre otros modelos y análisis.

Lo anterior con el objetivo de comprender, desde Pemex, los inversionistas y mexicanos en general, los cálculos y criterios técnicos que se utilizaron desde su comité de calificación, y así despejar cualquier duda sobre los mismos, más no con la intención de desvirtuarlos.

“Creemos que Pemex merece una respuesta transparente de Moody´s”, indicaron.

SEGUIR LEYENDO