Diputados echan reversa a desafuero de Mauricio Toledo tras polémica en votación

La Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados determinó que el proceso de desafuero del legislador del PT acusado de enriquecimiento ilícito no procede ya que no se consiguieron los votos necesarios en la Sección Instructora

Toledo fue señalado por la fiscalía capitalina por posible lavado de dinero (Foto: Twitter @mauriciotoledog)
Toledo fue señalado por la fiscalía capitalina por posible lavado de dinero (Foto: Twitter @mauriciotoledog)

El proceso de desafuero del legislador Mauricio Toledo (Partido del Trabajo) no proseguirá en el Pleno de la Cámara de Diputados, determinó este martes la presidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro, luego de concluir que no se consiguieron los votos necesarios en la Sección Instructora, en una situación confusa que enfrentó las versiones de su presidente, Pablo Gómez, y la de la integrante, Claudia Pastor Bobadilla, por el sentido de su voto.

Es posible determinar que no existe una votación aprobatoria respecto al sentido de la resolución de la Sección Instructora ya que el voto de la Diputada Claudia Pastor fue emitido en abstención y por ello, el Dictamen relativo al Juicio de Procedencia del Diputado Mauricio Toledo se enmarca en lo previsto por el segundo párrafo del numeral 7 del artículo 45 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, por lo que, al no contar con una votación mayoritaria, NO PUEDE PASAR AL PLENO”, resolvió la presidencia de la Mesa Directiva, de acuerdo con el documento consultado por Infobae México.

“Lo anterior a fin de evitar una confusión jurídica que pueda derivar en la instrumentación de trámites y procesos legislativos que no se encuentren estrictamente apegados a las disposiciones legales y reglamentarias que rigen los procesos jurisdiccionales y procurando en todo momento la preservación de las garantías constitucionales de seguridad jurídica y del debido proceso para el imputado en el juicio de procedencia antes referido cuya transgresión pudiera generar una afectación irreparable a su derecho constitucional y legal de presunción de inocencia”, añadieron.

La presidencia de San Lázaro, encabezada por Dulce María Sauri, concluyó que no hubo mayoría para enviar el expediente de Toledo al Pleno (Foto: Cortesía Cámara de Diputados)
La presidencia de San Lázaro, encabezada por Dulce María Sauri, concluyó que no hubo mayoría para enviar el expediente de Toledo al Pleno (Foto: Cortesía Cámara de Diputados)

La presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados remitió este martes a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que reúne a todos los líderes de los partidos, el análisis de la revisión del dictamen respecto del desafuero del diputado Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez, para determinar si éste cumple con la normatividad aplicable para su procesamiento ante el Pleno de la Cámara.

“Lo anterior de conformidad con lo acordado el día de ayer en la Junta de Coordinación Política. En dicho documento, el cual se anexa, se establece que, derivado de la revisión del expediente, ‘no se cuenta con la votación mínima requerida para su tramitación, de conformidad con el artículo 45, numeral 7 de la Ley Orgánica del Congreso”’, detallaron en un comunicado también este martes.

La polémica surgió de dos versiones encontradas dentro de la Sección Instructora, el órgano encargado en la Cámara de Diputados de analizar las solicitudes de procedencia, es decir, los pedidos de desafuero, que llegan contra diputados u otros políticos mexicanos, como fue el caso de Toledo, acusado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México de enriquecimiento ilícito.

En la votación de este lunes, dos integrantes de la Sección Instructora, Pablo Gómez, su presidente, y Martha Patricia Ramírez, votaron a favor. Ambos de Morena, el partido en el poder. Mary Carmen Bernal, del PT (Partido del Trabajo), compañera de bancada de Toledo, votó en contra.

El análisis de la Mesa Directiva concluyó que Pastor Bobadilla efectivamente quiso votar en abstención (Foto: Cuartoscuro)
El análisis de la Mesa Directiva concluyó que Pastor Bobadilla efectivamente quiso votar en abstención (Foto: Cuartoscuro)

Y luego estuvo el caso de Claudia Pastor Bobadilla, del opositor PRI (Partido Revolucionario Institucional). Ella manifestó un voto en abstención. Sin embargo, en el documento entregado por la Sección Instructora, la diputada tiene marcado un voto a favor, de acuerdo con la consulta realizada del papeleo por este medio.

La presidencia de la Mesa Directiva en San Lázaro, encabezada por Dulce María Sauri (PRI), confirmó que Pastor Bobadilla “sostiene que el sentido de su voto durante la reunión de la Sección Instructora fue en abstención y no a favor”, contrario a la sábana oficial presentada por la Sección Instructora.

La confusión podría haber derivado de la forma en que en un primer momento emitió su voto la diputada Pastor Bobadilla. De acuerdo con la versión estenográfica de la sesión, cuando Gómez pidió que los integrantes de la Sección Instructora votaran, ella se pronunció así: “Mi voto significa sumarme a la mayoría de esta Sección Instructora para que pase al pleno únicamente”.

Cuando la sesión procedió a votar en el caso del posible desafuero del diputado Saúl Huerta, el segundo expediente que resolvieron este lunes en la Sección Instructora, Pastor Bobadilla corrigió. “Nada más, sin interrumpir esta votación, estoy a favor de eso. Nada más quiero que se precise que el voto para la Sección Instructora es para que pase al Pleno, como ya lo anuncié, debe de quedar registrado como abstención, es que cerraron el sistema”, aseveró.

El presidente de la Sección Instructora Pablo Gómez le indicó a Pastor Bobadilla que no había abstenciones, pero la diputada lo contradijo (Foto: Cortesía Cámara de Diputados)
El presidente de la Sección Instructora Pablo Gómez le indicó a Pastor Bobadilla que no había abstenciones, pero la diputada lo contradijo (Foto: Cortesía Cámara de Diputados)

Gómez, presidente de la Sección Instructora, la corrigió y aseguró que “no hay abstenciones”. “Hay solamente que, tiene que estar registrado como afirmativa, porque no se puede abstener aquí alguien que no se excuse. La abstención es una excusa en un órgano jurisdiccional. Ese ha sido uno de los problemas”, dijo.

Pastor Bobadilla entonces reviró. “Pero bueno, no se preocupe, ya está hecho mi voto. No se preocupe, adelante con el procedimiento”, dijo. Pero, más adelante, Pastor Bobadilla volvió a insistir en el sentido de su voto en el caso de Toledo. “Sí hay abstención, presidente”, precisó dirigiéndose a Gómez.

“(…) nada más hago constar aquí en el expediente que en el sistema (a distancia) no pude votar, en el asunto de Toledo, en los términos que aparecen en el sistema, de abstención. Pero sostengo las razones que he venido diciendo, que mi voto significa únicamente que pase al Pleno”, añadió.

El expediente de Toledo, que fue reelegido para el periodo 2021-2024 en la Cámara de Diputados, no llegará al Pleno de San Lázaro (Foto: Twitter @mauriciotoledog)
El expediente de Toledo, que fue reelegido para el periodo 2021-2024 en la Cámara de Diputados, no llegará al Pleno de San Lázaro (Foto: Twitter @mauriciotoledog)
Yo nada más pido que de asiente en el acts que en el asunto anterior, con la explicación que yo di de que no tengo tomada una decisión, mi punto debe quedar registrado como abstención

Sin embargo, el diputado Pablo Gómez también insistió. “En el acta misma tendré que poner que yo admito el voto a favor que pase al Pleno. Es así como lo estoy recibiendo y lo estoy tomando”, cerró el presidente de la Sección Instructora.

La presidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro concluyó que “la aseveración de la diputada Claudia Pastor (fue) en el sentido de que su voto emitido en abstención se emitía pensando en evitar un empate que impidiera llevar la resolución de la Sección ante el Pleno de la Cámara”.

Ante las dos versiones, tanto la de la diputada Pastor Bobadilla durante la sesión del lunes y la sábana de votación final que presentó la Sección Instructora, la Mesa Directiva reconoció “que existe una contradicción”, y por lo tanto, al concluir que la legisladora priista efectivamente tuvo intenciones de votar en abstención a pesar de todo, la presidencia de la Cámara de Diputados echó atrás la llegada del expediente de Mauricio Toledo al Pleno.

Sin embargo, el caso no se ha desechado completamente, ya que la Sección Instructora lo puede volver a discutir y, en su caso, ahora sí, aprobarlo con tres votos a favor si se consiguen. Pero esto deberá completarse a más tardar a finales de agosto, cuando la LXIV Legislatura finaliza sus labores. En septiembre, comenzará la LXV Legislatura y con ella un nuevo periodo de fuero para Toledo, si no es juzgado antes.

SEGUIR LEYENDO: