Catearon el hogar del presunto culpable de envenenar a Athos y Tango

Los perritos fallecieron el domingo 13 de junio después de haber comido salchichas envenenadas

Los perros murieron el domingo pasado (Foto: Facebook/ Athos sar-dog)
Los perros murieron el domingo pasado (Foto: Facebook/ Athos sar-dog)

Este viernes, elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Querétaro realizaron un cateo dentro del domicilio de un hombre a quien se identificó como el probable responsable de la muerte de los perros rescatistas que fueron envenenados.

La FGE informó que durante la búsqueda, se lograron recabar algunos indicios que podrían ayudar con la investigación. No obstante, el sospechoso del envenenamiento no se encontraba dentro del hogar.

De acuerdo con un comunicado del organismo, las investigaciones comenzaron después de que el pasado miércoles, el cuidador de Athos y Tango denunciara su asesinato.

“En atención a la denuncia, la madrugada de este viernes se realizó un acto de investigación de cateo en la colonia Panamericano, en la capital del estado. Se recabaron indicios sobre el hecho y datos de identificación del posible imputado, quien no se encontraba en el domicilio”, informó.

Los perritos comieron salchichas envenenadas (Foto: ATHOS sar-dog / Facebook)
Los perritos comieron salchichas envenenadas (Foto: ATHOS sar-dog / Facebook)

Verdaderos héroes

Athos, el perro rescatista que ayudó a salvar la vida de muchas personas en varias ocasiones, entre ellas el terremoto del 19 de Septiembre, y Tango, can rescatista de la Cruz Roja, murieron tras comer salchichas envenenadas que fueron lanzadas a su casa en Querétaro.

A través de redes sociales el equipo USAR (Búsqueda y Rescate Urbano, por sus siglas en inglés) lamentó los hechos y extendió su pésame a su dueño y rescatista, Edgar Martínez.

“Athos, ese era su nombre de raza Border Collie y género empatía con todo nuestro equipo, nunca hubo nadie que no sonriera y se acercara a acariciarlo, hasta aquellos que no confiaban en los perros lo hacían, porque así era él, se ganaba el corazón de todos con sus habilidades, su cara atenta y siempre listo a entrar en acción”, recordó.

Narró que cuando escuchaba la palabra “busca”, Athos se lanzaba al rescate sin pensarlo dos veces, sin medir el peligro, pues no lo veía como un trabajo, sino que lo hacía con el corazón, para poder ayudar a las personas atrapadas que esperaban a ser localizadas.

Ellos salvaron varias vidas (Foto: ATHOS sar-dog / Facebook)
Ellos salvaron varias vidas (Foto: ATHOS sar-dog / Facebook)

“Irónicamente como siempre es la vida, un humano le quitó la vida, lo ASESINÓ arteramente, sin saber todo lo que nuestro compañero especialista ha hecho por otros seres humanos y lo que podría hacer en el futuro incluso por la misma persona que hoy lo ha matado”.

Aseguró que no hay una forma exacta de describir el dolor de su pérdida, ya que han perdido un compañero incondicional y a un especialista que dedicó su vida a servir sin pedir nada cambio, que además, en sus búsquedas sus patas sufrieron heridas por pisar escombros, pero aún así continuó.

Athos, era un can certificado internacionalmente ante la Organización Internacional de Perros de Búsqueda y Rescate IRO y un especialista acreditado USAR de Cruz Roja Mexicana.

Prestó su olfato y patitas para rescatar a personas sepultadas en los escombros del 19 de septiembre de 2017 así como a localizar a extraviados en bosques o desaparecidos en presas en México y hasta en otros países.

Las redes sociales se indignaron (Foto: ATHOS sar-dog / Facebook)
Las redes sociales se indignaron (Foto: ATHOS sar-dog / Facebook)

“Sabemos que estás en paz y feliz sin guardar rencores para quien te hizo esto y que tu legado perdurará por siempre en nuestros corazones. Sigue tu nariz hacia la felicidad”, concluyó el mensaje.

Lamentablemente también Tango, otro perrito que era miembro de la Cruz Roja murió envenenado tras comer salchichas envenenadas.

Él era un can de asistencia que ayudaba a las personas, y que tras su servicio fue adoptado por la familia de Edgar Martínez que siempre lo quiso. Lamentablemente, falleció del mismo modo que su compañero, Athos.

En el caso de ambos, Protección Civil del Municipio de Querétaro les dedicó el mensaje: “Sigue tu nariz hacia la felicidad”. La publicación la acompañó con una foto de los dos rescatistas caninos en blanco y negro.

SEGUIR LEYENDO: