Del primer sorteo en 1771 a la rifa de casas de narcos: cómo ha cambiado la Lotería Nacional

La Lotería Nacional se fundó por orden del Rey Carlos III de España y 250 años después AMLO ha transformado su rostro

La Lotería Nacional se fundó el 7 de agosto de 1770 por orden del Rey Carlos III de España.
FOTO: FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM
La Lotería Nacional se fundó el 7 de agosto de 1770 por orden del Rey Carlos III de España. FOTO: FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ha utilizado la Lotería Nacional para repartir ciertos premios a la ciudadanía, como la famosa llamada Rifa del Avión Presidencial, en el que se repartieron 100 premios de 20 millones de pesos, y en el cual los cachitos tenían un precio de 500 pesos. Recientemente se anunció un nuevo sorteo organizado por la Lotería Nacional, en el que se rifarán bienes confiscados. El sorteo se llevará a cabo en el próximo mes de septiembre.

Qué es la Lotería Nacional

La Lotería Nacional para la Asistencia Pública es, según su página oficial, un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, encargado de la celebración de sorteos con premios en efectivo, destinados a captar dinero para apoyar económicamente al Titular del Poder Ejecutivo en los asuntos orientados a procurar la igualdad entre aquellos mexicanos sin posibilidad de satisfacer por sí mismos sus más urgentes necesidades. Tienen, como visión, constituirse en una institución líder y ejemplo a nivel nacional e internacional, reposicionando la imagen ante la opinión pública mediante el incremento de los niveles de credibilidad y confianza.

La Lotería Nacional se fundó el 7 de agosto de 1770 por orden del Rey Carlos III de España, lo que la convierte en la más antigua de América Latina, y en un principio se llamaba Real Lotería General de la Nueva España. En esta se proponía un sistema lógico, racional y más sencillo que el europeo, sentando las bases de la Lotería moderna.

El primer sorteo se llevó a cabo el 13 de mayo de 1771, en lo que hoy se conoce como el Antiguo Palacio de Ayuntamiento, en el Zócalo capitalino, y se ofreció como primer premio un monto que en la actualidad equivaldría a alrededor de 84 mil pesos. En esa fecha también aparecieron, por primera vez, los famosos “Niños Gritones”. Los primero niños gritones eran menores de 15 y 16 años huérfanos, que gritaban los números ganadores, por lo que el único requisito era que supieran leer. Posteriormente, los “gritones” fueron los “niños del ejército”, hijos de aquellos que pelearon en la Revolución. En el siglo XX comenzaron a ser hijos de los trabajadores de la Lotería.

El presidente López Obrador utilizó a la Lotería Nacional en 2020 para realizar la "rifa del Avión Presidencial".  
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
El presidente López Obrador utilizó a la Lotería Nacional en 2020 para realizar la "rifa del Avión Presidencial". FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Actualmente, para formar parte de los Niños Gritones se debe participar en un casting, y ser un niño o niña y tener entre 8 y 11 años cumplidos; tener buena memoria auditiva y visual, presencia en escenario y excelente dicción.

En 1781, diez años después del primer sorteo, el organismo realizó su primera aportación benéfica al Hospicio de los Pobres. Fue a partir de ese momento que inició su vocación como recolectora de fondos para la beneficencia pública. Con estos fondos se financiaron varios proyectos de la nación, por ejemplo, el Alcázar del Castillo de Chapultepec; el Santuario de la Virgen de Guadalupe; Ferrocarril México-Toluca; Hospital General; Hospital psiquiátrico La Castañeda; la remodelación de Paseo de la Reforma; la reedificación de la Basílica de Guadalupe; Kiosco Morisco, entre algunas otras.

Durante la época de la Colonia las personas podían comprar octavos, cuartos, medios o enteros, según sus posibilidades económicas. Actualmente se pueden comprar series o cachitos. Una serie se compone de 20 cachitos, y el precio varía según el sorteo. Los cachitos pueden costar $15.00, $25.00, $30.00, $50.00 ó $100.00; y las series $200.00, $300.00, $500.00, $1,000.00 ó $2,000.00 —pesos mexicanos.

Durante los tiempos de la guerra de Independencia (1810-1821), el Virrey Félix María Calleja instituyó dos loterías, una para la capital y una para los estados, y se obligaba a los empleados de gobierno, la nobleza, el ejército y el clero, a comprar billetes para recabar fondos y combatir la insurgencia.


El edificio El Moro, ubicado en la avenida Paseo de la Reforma, es sede de la Lotería Nacional desde 1946.
El edificio El Moro, ubicado en la avenida Paseo de la Reforma, es sede de la Lotería Nacional desde 1946.

De 1843 a 1860 la Lotería se vinculó a la Academia de Bellas Artes de San Carlos, y el dinero recaudado se destinó a la adquisición de obras de arte, becas para estudiantes y pago de profesores traídos a México desde Europa, especializados en pintura y arquitectura.

Durante la Revolución, debido a la inestabilidad del país, Venustiano Carranza durante su mandato suspendió el funcionamiento del organismo, en 1915. Posteriormente, con Adolfo de la Huerta al mando del país, se reestableció el funcionamiento en 1920.

Actualmente, la sede de la Lotería Nacional, se encuentra en el edificio El Moro, ubicado en la Avenida Reforma No. 1. Desde 1946 se encuentra en este lugar, pero anteriormente estuvo en otros lugares, como en el Museo de San Carlos, en donde estuvo de 1933 a 1946; en una casa ubicada en donde ahora se encuentra el edificio El Moro, de 1921 a 1932. La casa perteneció a Ignacio de la Torre y Mier, y fue demolida en 1933 para construir El Moro; la tercera calle de Donceles, en donde estuvo de 1908 a 1921; el Kiosco Morisco, de 1902 a 1908. En este tiempo, el famoso Kiosco se encontraba al costado sur de la alameda Central, entre otros.

SEGUIR LEYENDO: