Grupo Olvera respondió a los señalamientos de explotación e injusticias en el restaurante Pujol

A través de un comunicado se comprometieron a revisar sus “prácticas laborales de manera objetiva y honesta”

Grupo Olvera y Pujol responden a los señalamientos de explotación, acoso y golpes
REUTERS/Gustavo Graf
Grupo Olvera y Pujol responden a los señalamientos de explotación, acoso y golpes REUTERS/Gustavo Graf

En fechas recientes, múltiples señalamientos de explotación de su personal, malos tratos, incluso golpes y acoso fueron revelados por presuntos extrabajadores del restaurante Pujol, propiedad de Enrique Olvera.

Fue a través de testimonios en redes sociales, en la cuenta anónima de TerrorRestaurantesMX o en entrevista con la periodista Sol Hernández que se publicaron diversas malas prácticas laborales que supuestamente sucedieron en el famoso restaurante de la Ciudad de México.

Al respecto, el restaurante Pujol y el Grupo Olvera lanzaron un comunicado a la opinión pública sobre los cuestionamientos, en el que aseguraron supuestamente estar involucrados con alcanzar el máximo nivel de excelencia.

En dicho escrito, aceptaron diversas declaraciones como el hecho de que sus jornadas son extensas, como “en los restaurantes con altos estándares”, una de las quejas más repetitivas entre la comunidad.

El chef mexicano Enrique Olvera, propietario y jefe de cocina de Pujol, posa para una foto en uno de sus restaurantes, en la Ciudad de México.
 REUTERS/Gustavo Graf
El chef mexicano Enrique Olvera, propietario y jefe de cocina de Pujol, posa para una foto en uno de sus restaurantes, en la Ciudad de México. REUTERS/Gustavo Graf

De acuerdo con varias declaraciones, algunas jornadas podían alcanzar hasta las 16 horas, seis días a la semana, razón por la que les advertían que se olvidaran de sus parejas, hijos, amigos y negocios.

Por ello, se comprometieron a “revisar nuestras prácticas laborales de manera objetiva y honesta, y de tomar las medidas necesarias para la construcción de un ambiente armónico que favorezca el buen desempeño y el desarrollo integral de nuestro equipo.”

“Sabemos que debemos reconciliar el rigor de los altos estándares de calidad, el esfuerzo y la exigencia que implica un restaurante como Pujol, con la aportación de herramientas y la creación de entornos que fomenten una vida saludable, así como el disfrute del ejercicio de nuestra labor profesional”, apuntaron.

Además, enlistaron diversos puntos que se contraponen a las quejas reveladas por redes sociales, en donde aseguran que los más de 80 colaboradores del restaurante gozan de prestaciones.

A través de un comunicado se comprometieron a revisar sus “prácticas laborales de manera objetiva y honesta” (Foto: Facebook Pujol)
A través de un comunicado se comprometieron a revisar sus “prácticas laborales de manera objetiva y honesta” (Foto: Facebook Pujol)

De acuerdo con el comunicado, todos reciben aguinaldo, Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU), prima vacacional y están dados de alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Además, dijo, gozan de 10 días de vacaciones al año, fondo de ahorro, descanso en sus cumpleaños, y otros beneficios superiores a la ley, por lo que sus ingresos están catalogados como entre los más altos del sector en el país.

Sin embargo, la mayoría de las quejas vinieron desde gente que inició en su restaurante como “becarios”, quienes presuntamente están a prueba por varios meses hasta que les indican si son acreedores a una plaza o no, de acuerdo con sus descripciones, pero este puesto realmente no se menciona dentro del comunicado.

Tampoco en la entrevista que se brindó al portal Animal MX, donde únicamente se limitó a informar, de acuerdo con el medio, que todos los empleados están por nómina.

Enrique Olvera
REUTERS/Gustavo Graf
Enrique Olvera REUTERS/Gustavo Graf

Sobre las constantes quejas del modo injusto en el que se llegan a repartir las propinas, aseguraron que las mimas se reparten únicamente entre empleados: equipo de servicio, soporte y cocina, una vez más dejando fuera a los presuntos “becarios”, de quienes no aportaron datos.

Por último, el comunicado indica que su empresa cumple “con las medidas de identificación, análisis y prevención de riesgos psicosociales en el trabajo establecidas en la NOM-035-STPS-2018″.

En este contexto, remataron con la aseveración de que “implementamos cursos de comunicación interpersonal eficiente, brindamos capacitación constante a nuestros gerentes y contamos con protocolos de atención y seguimiento inmediato al interior de la empresa ante cualquier queja por violencia o acoso de cualquier índole.”

“Derivado de lo anterior, siempre que se han recibido quejas se han tomado acciones disciplinarias que van desde el levantamiento de una acta administrativa hasta la separación permanente del puesto”, aseguraron.

Mexican chef Enrique Olvera, owner and head chef of Pujol, poses for a picture at his home in Mexico City, Mexico June 10, 2020. Picture taken June 10, 2020. REUTERS/Gustavo Graf
Mexican chef Enrique Olvera, owner and head chef of Pujol, poses for a picture at his home in Mexico City, Mexico June 10, 2020. Picture taken June 10, 2020. REUTERS/Gustavo Graf

Hasta el momento, el debate se ha dividido en las redes sociales, donde también se han visto comentarios a favor del sistema en Pujol, y desde luego, donde se han pronunciado en favor de Enrique Olvera por el nivel de cocina que ha manejado durante los últimos años.

Entre los argumentos que se han brindado destaca el hecho de que se trata de un restaurante multipremiado, propiedad de un galardonado chef en el que la disciplina para mantener su status debe ser dura.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR