Jalisco: desaparecieron tres menores en zona de influencia del CJNG

Roxana Dávalos, de 16 años; a Flor Kenia Nuño Vázquez, de 14 y a Beatriz Esmeralda Gálvez, de 15, fueron vistas en San Agustín, Tlajomulco

(Foto: Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas de Jalisco)
(Foto: Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas de Jalisco)

Jalisco sigue acumulando nombres en su lista de personas desaparecidas. Este viernes, la comisión de Búsqueda de Personas Desparecidas en Jalisco, publicó las fichas para localizar a Roxana Dávalos, de 16 años; a Flor Kenia Nuño Vázquez, de 14 y a Beatriz Esmeralda Gálvez, de 15, quienes fueron vistas en San Agustín, Tlajomulco.

La Comisión no estableció si las menores pudieron ser víctimas de un delito; además que no se informó las circunstancias en las que se les vio por última vez.

En redes sociales también se inició la búsqueda de la niña Ivonne Monserrat Angulo Torres, quien fue reportada como desaparecida desde el pasado 29 de abril.

(Foto: Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas de Jalisco)
(Foto: Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas de Jalisco)

Después de dos meses, la familia de José de Jesús y Abraham Covarrubias continúan con la búsqueda de estos dos jóvenes.

Según lo reportado, las víctimas se encontraban dentro de un cuarto cuando hombres armados los rodearon y los sacaron a punta de pistola.

Aunque la familia pidió rastrearlos a través de sus celulares, las autoridades no hicieron nada al respecto.

Jalisco ha estado bajo el ojo público por el secuestro y asesinato de Ana Karen, de 24 años; José Alberto, de 29 y Luis Ángel González Moreno, de 32.

Las víctimas se encontraban en su casa en la colonia San Andrés, en Guadalajara, cuando fueron levantados por un comando de ocho personas presuntamente miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el pasado viernes 7 de mayo. Dos días después, y en la soledad de la carretera que va a San Cristóbal de la Barranca los cuerpos de las víctimas fueron hallados sin vida. La Fiscalía estatal ha señalado que existe la posibilidad de que confundieran a los jóvenes.

Un indicio que las autoridades consideran relevante es el ataque a personal de la Fiscalía General de la República (FGR), registrado la misma noche del secuestro de los jóvenes.

Con media hora de diferencia, un grupo de hombres del CJNG agredió a una camioneta de la FGR en Tlaquepaque, un centro turístico cercano a Guadalajara. Los elementos escoltaban a una persona, cuyo domicilio se encontraba cercano al de los hermanos González Moreno, por lo que el grupo criminal podría haberse confundido de casa.

En tanto, la Fiscalía no ha querido descartar tampoco que fuera un ataque directo contra los jóvenes.

Uno de los puntos más polémicos de la investigación está relacionado con el hallazgo de una lona con un mensaje, abandonada junto a los cuerpos de los hermanos: “Para el gobierno: Esto les va a pasar a todos los del gobierno que estén mandado vestidos de civiles y en carros particulares, aprendan a respetar ¡No sean vendidos! Somos mexicanos, putos. ¡Vendidos vende patria! ¿Quieren respeto? Den respeto, usen uniformes y carros del gobierno porque a todos los que anden de civiles LES VA A PASAR LO MISMO” [sic] se leía.

SEGUIR LEYENDO: