A plena luz del día y sin temor a la ley: sicarios del CJNG ejecutan a un hombre en Guanajuato

Desde hace dos años, Guanajuato esta marcado por la recrudecida violencia

ADVERTENCIA: este artículo contiene imágenes sensibles

1. Dos motosicarios amenazan a los testigos y les exigen a punta de pistola que se metan a sus casas. 
2. Los gatilleros se acercan a un hombre tirado sobre el suelo
3. La víctima intenta dialogar con ellos, pero éstos le disparan a quemarropa
4. Antes de huir, los sicarios le dejan un narcomensaje firmado por el Grupo Elite CJNG (Fotos: Captura de pantalla)
1. Dos motosicarios amenazan a los testigos y les exigen a punta de pistola que se metan a sus casas. 2. Los gatilleros se acercan a un hombre tirado sobre el suelo 3. La víctima intenta dialogar con ellos, pero éstos le disparan a quemarropa 4. Antes de huir, los sicarios le dejan un narcomensaje firmado por el Grupo Elite CJNG (Fotos: Captura de pantalla)

En Celaya, epicentro de la violencia en Guanajuato, un hombre fue asesinado por dos moto sicarios. Un video que circuló en redes sociales mostró el momento de la ejecución.

La grabación comienza con los hombres armados abordo de una motocicleta. Uno de ellos con una pistola en mano intimida a los testigos. Los gatilleros se acercan a un sujeto que se encuentra en el suelo. Mientras lo rodean, la víctima intenta dialogar con ellos; sin embargo, los pistoleros le apuntan directamente y le disparan.

Antes de huir, uno de ellos saca una cartulina y se la clava en el cuerpo. Al parecer se tratas de un menor de edad asesinado en la calle José Natividad de la colonia Ampliación Emiliano Zapata, en Celaya.

En la cartulina abandonada se lee el mensaje: “Sigue la limpia de vendedores de jale azul y todo extorsionador y todo aquel que siga apoyando a los pocos mugrosos que quedan. Celaya y todo Guanajuato ya tienen dueño. Es el señor Mencho del CJNG. Llegamos y no nos vamos. Salgan a toparle. Pinches corrientes mata inocentes: ATTE. Grupo Elite”.

Sicarios del CJNG asesinaron a un hombre en Celaya

La disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Santa Rosa de Lima (CSRL) en Guanajuato se ha expuesto, sobre todo, en el tema del robo de combustible. Pero ahora los límites de esta rivalidad se extienden a un nuevo terreno: la venta de metanfetaminas.

Estos grupos criminales se enfrentan para extender su poderío en el estado. La venta de cristal se volvió una atractiva fuente de ingresos y poder que podría darles una ventaja sobre sus adversarios. A raíz de ello surgió lo que se conoce como “la guerra del jale azul vs el jale blanco”.

Las organizaciones delictivas marcarían su distancia pintando la droga de dos colores diferentes. El CSRL vende el producto color azul, mientras que el Jalisco Nueva Generación optó con el color blanco, según advierte el experto y analista en seguridad, David Saucedo.

Una de las razones principales del marcaje es asegurar que los narcomenudistas afiliados a su organizaciones venden la droga distribuida por ellos en los poblados, colonias y ciudades que se encuentran controladas por ellos.

Saucedo advierte que el cristal azul entró en franca competencia con el producto que comercializa el Cártel Jalisco Nueva Generación, incluso, la droga se comercializa con su logo.

Agregó que en muchas ocasiones se comercializa también el producto con el logo de los equipos de operaciones especiales del cártel.

Investigaciones revelan que en caso de identificar la venta de un producto diferente al distribuidos por el cártel que controla la zona, estos asesinarán a todo aquel que comercializa el cristal de la competencia.

Constantemente, ambos grupos se dejan mensajes y amenazas en lugares públicos, lo que demuestra como perpetúa la rivalidad en el estado de Guanajuato.

La Administración Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) desplegó el operativo que lleva por nombre Escudo de CristalLos resultados de dicha estrategia fueron 1,840 personas arrestadas y el aseguramiento de 12,955 kilos de metanfetaminas. Los principales blancos de esa operación fueron el CJNG y el CSRL.

SEGUIR LEYENDO: